Mejorar los índices de sanidad animal en el ganado vacuno, objetivo de Castilla y León

En este Grupo de Trabajo se abordarán todos los puntos que, siendo susceptibles de mejorarse, suponen un lastre para la rentabilidad de las explotaciones ganaderas que son diagnosticadas positivas en tuberculosis bovina.

La Junta de Castilla y León ha constituido este lunes el Grupo de Trabajo que tendrá por objeto la mejora de los estándares sanitarios de las explotaciones ganaderas de la Comunidad y que permitirá al sector bovino "mantener la ventaja competitiva que actualmente ostenta en los mercados nacionales e internacionales".

 

El Grupo de Trabajo ha estado presidido por el director general de Producción Agropecuaria, Agustín Álvarez Nogal, y se ha formado con todos los agentes que representan al sector bovino de la Comunidad Autónoma y por personal técnico de la Administración. También ha estado presente el catedrático de Sanidad Animal de la Universidad Complutense de Madrid y referente científico europeo en tuberculosis bovina Lucas Domínguez.

 

En este Grupo de Trabajo se abordarán todos los puntos que, siendo susceptibles de mejorarse, suponen un lastre para la rentabilidad de las explotaciones ganaderas que son diagnosticadas positivas en tuberculosis bovina.

 

El objetivo principal es seguir avanzando en la ejecución del Programa Nacional de lucha contra esta enfermedad y para ello se actuará en dos direcciones. La primera será identificar los aspectos de mejora que puede llevar a cabo el Gobierno Regional y la segunda vía se centrará en estudiar los puntos que dependen de normativa estatal y comunitaria y por lo tanto será precisa la intervención del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para su valoración y la posible puesta en marcha a nivel nacional.

 

Para ello, de forma paralela a este Grupo de Trabajo, desde la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural se mantendrán diferentes reuniones con los responsables de Sanidad Animal del Ministerio para trasladarles las peticiones del sector y de la propia Comunidad Autónoma para su valoración y estudio conjunto.

 

EVOLUCIÓN FAVORABLE EN SANIDAD ANIMAL

 

En los últimos años la evolución de las prevalencias de las principales enfermedades incluidas en los programas de erradicación: tuberculosis y brucelosis bovina en Castilla y León nos muestran unos datos muy favorables.

 

En concreto, en tuberculosis bovina se ha pasado prácticamente en diez años de tener pruebas positivas a la enfermedad en el 4,16 por ciento de las explotaciones a tener sólo el 1,43 por ciento. Además, Burgos, León, Palencia, Segovia, Valladolid y Zamora se encuentran ya con prevalencias inferiores al 1 por ciento, en concreto entre el 0,2 por ciento y el 0,5 por ciento. Solamente Ávila, Salamanca y Soria tienen una situación entre el 1,8 por ciento y el 2,5 por ciento.

 

Este estatus sanitario, fruto del trabajo de los ganaderos y de los servicios veterinarios oficiales, supone que el 98,6 por ciento de las explotaciones de vacuno de la Comunidad dan negativo en tuberculosis y por lo tanto puedan mover libremente sus animales a cebaderos dentro y fuera de la Comunidad Autónoma y exportar, no sólo en el entorno europeo, sino también a países fuera de la UE.

 

En el caso de brucelosis bovina, se está trabajando para que toda la Comunidad Autónoma esté declarada libre de esta enfermedad. Desde enero de 2017 se han declarado libres las provincias de Burgos, Soria y Valladolid. A ellas se unió Zamora y en la actualidad se está tramitando la declaración de la provincia de León, mientras que próximamente se tramitarán las provincias de Salamanca y Segovia. Ya en 2018 ninguna explotación de Castilla y León dio positivo en la prueba de brucelosis.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: