Médicos de Alicante para operar en Zamora a pacientes del Hospital de Salamanca

El PSOE considera una "irresponsabilidad" seguir contratando en la sanidad privada operaciones para reducir listas de espera.

"Sabemos que la realidad de las listas de espera es mucho peor de lo que dicen las estadísticas y lo sabemos por las quejas que nos llegan". De esta manera ha arrancado esta mañana su intervención la socialista María García, integrante del área de sanidad de la nueva ejecutiva local del PSOE. García ha puesto sobre la mesa un solo ejemplo para demostrar que el problema de las listas de espera en Salamanca, las más largas de toda la sanidad pública de Castilla y León, "no sólo no se ha reducido sino que crece y nos tememos que con el nuevo hospital, si se acaba algún año de estos, va a ser peor".

 

García ha puesto el acento en la política de pagar a la sanidad privada para que haga operaciones de la pública y reducir las listas de espera. El último ejemplo es el contrato firmado a finales de 2017 para gastar otros 300.000 euros en contratar operaciones en dos hospitales privados, uno en Salamanca y otro en Zamora. Durante el año pasado la cifra total de este gasto superó los 1,5 millones de euros.

 

"Usar clínicas privadas para reducir las listas de espera es una irresponsabilidad", ha dicho García, que ha descrito un caso del que ha tenido constancia de un paciente en lista de espera de Salamanca, operado en una clínica de Zamora y que resultó con complicaciones. Tras intentar contactar con el médico que le operó, pudo hablar por teléfono con el galeno que le explicó que era de Alicante y que sólo iba a Zamora una vez al mes a operar. "Operamos en la privada y luego los problemas los tienen que resolver los médicos del sistema público", ha resumido García que ha apuntado que las demoras consiguen que los pacientes agraven sus dolencias e, incluso, que algunos pierdan sus trabajos por las bajas prolongadas.

 

García ha acusado a la Junta de segur incumpliendo reiteradamente los plazos máximos legales de las operaciones, con más de 2.000 pacientes salmantinos esperando una intevención más allá del tiempo de demora previsto. "Hay muchos quirófanos cerrados por la tarde y se podría contratar médicos en condiciones dignas", ha propuesto Fernando Pablos frente a la política de contratar paquetes de operaciones en hospitales privados.

Noticias relacionadas