Meadas en la tumbas, restos de botellón, trapicheo con drogas: abandono y vandalismo en el cementerio de Cabrerizos

Gorka Esparza, concejal de Iniciativa por Cabrerizos, pide a la alcaldesa que le acompañe a pasear “por la cara menos amable de Cabrerizos”: un parque infantil y el cemenario, tomados por los gamberros.

El Concejal de Iniciativa por Cabrerizos, Gorka Esparza, se ha reunido con varios vecinos de la calle La Paz, calle Rosalía de Castro y Camino de la Aceña para recabar sus reivindicaciones de urgente limpieza del parque infantil de la calle La Paz y de la zona contigua al Cementerio así como de que pongan coto al vandalismo que impera en la zona desde hace años.

 

Según han mostrado los vecinos y vecinas al edil de Iniciativa, el parque infantil se encuentra en un claro estado de abandono, repleto de restos de botellón que hacen peligroso el paseo y esparcimiento por la zona y que desde luego no hacen aconsejable su uso por niños.

 

Según denuncia el vecindario de la zona, la zona del cementerio se ha convertido en un punto habitual y diario no ya de botellón, sino directamente de trapicheo y consumo de drogas, de idas y venidas de coches a grandes velocidades, de vandalismo donde incluso se han arrancado algunos de los bolardos que impiden el paso de los coches de modo que allí se juntan varios vehículos cada tarde-noche, llegando al lugar o abandonándolo a grandes velocidades.

 

El colmo ha sido el de tener que ver como algunos de los “habituales” de la zona, suben a la tapia del cementerio y orinan sobre algunas de las tumbas. Semejante comportamiento no puede quedar en manos de la reprobación de los vecinos de la zona, o de los abuelos que hasta hace no mucho usaban los bancos que hay junto al cementerio para charlar. Semejantes comportamientos deben ser objeto de control policial por lo que es necesario que la alcaldesa haga lo oportuno, descuelgue el teléfono y exija a la Subdelegada del Gobierno que envíe a la Guardia Civil a controlar la zona, señala el portavoz.

 

Por su parte, la administración municipal tiene margen de actuación y debe adoptar medidas. “La primera, acudir in situ a la zona, abandonar la zona de confort, salir y reunirse con los vecinos, aunque molesten las verdades del barquero” explica Gorka Esparza quien se ha ofrecido a acompañar a la Alcaldesa en ese paseo.

 

La segunda, adecentar la zona, con limpieza (mantenimiento de papeleras, recogida de cristales y botellas), inversión para reponer mobiliario y mejorar la iluminación y hacer atractivo el parque para su verdadera finalidad. Igualmente es urgente que se repongan los bolardos que impiden el acceso a la zona al trafico rodado.

 

Es curioso, señala Esparza, que uno de los parajes más singulares del municipio, donde además está el cementerio (lugar de máximo respeto) e incluso la estatua de la homenaje a los Atletas Veteranos y la Liga Cross, esté tan abandonado a su suerte. Lo grave no es sólo que perdamos la oportunidad de mantener en condiciones un lugar espléndido, sino que condenamos a los vecinos de la zona a contemplar un espectáculo diario mientras otros prefieren mirar para otro lado.