Maximiliano Diego: "Incluso un paciente nos ha llegado a decir que o comía o tomaba la medicación"

Maximiliano Gómez, en un programa de CUATRO

El médico del hospital de Salamanca reconoce que un paciente suyo tuvo que ser operado tras sufrir otro infarto por tener que dejar de tomar una medicación que le costaba 100 euros al mes cuando sus ingresos son 400 euros.

La situación económica actual ahoga a muchas personas, hasta el punto de tener que renunciar a tomar una medicación por falta de recursos. Ésa es la denuncia que han llevado a cabo médicos de toda España entre lo que se encuentra el cardiólogo del hospital de Salamanca, Maximiliano Gómez, quien ha destacado que un paciente que trataba se vio obligado a dejar de tomar la medicación por no poder hacer frente a este gasto.

 

Al menos eso es lo que indican unas declaraciones de este cardiólogo recogidas por la Cadena SER, que revelan que el paciente tuvo un infarto hace un año, y en la operación le colocaron un 'stend', que es un pequeño muelle en el corazón.

 

La intervención fue un éxito pero el paciente tenía que tomar  una medicación agresiva de la que tenía que abonar el 40% cada mes, cifra que supone 100 euros mensuales. La situación económica del citado paciente era muy precaria ya que sobrevivía con los 400 euros del subsidio por desempleo y por ello se vio obligado a dejar de tomar la medicación.

 

Tuvo que ser operado de nuevo y es por ello que lo que se presupone como un ahorro del gasto se vuelve en contra ya que supone un gasto más añadido a las arcas del Estado que ganarían más si finaciasen el coste total de lo medicamentos.

 

"Muchos pacientes se están desconectando del sistema nacional de salud", asegura, y recalca que una gran cantidad de ellos dejan las medicinas por su cuenta, sin contar con los médicos, pues "tienen miedo de que éste les reprenda y rehúyen de esta situación". En cardiología, la especialidad de este doctor, se ha registrado un aumento considerable de estos casos una vez implantado el copago farmacéutico.ste hecho provocó una nueva recaída con otro infarto, destaca la información hecha pública por la Cadena SER.

 

De hecho en varias televisiones de carácter nacional como CUATRO, ha llegado a declarar: "Un paciente nos dijo que o comía o tomaba pastillas".