Matilla de los Caños, señalada por su 'no' Cabalgata: expediente y avalancha de casos
Cyl dots mini

Matilla de los Caños, señalada por su 'no' Cabalgata: expediente y avalancha de casos

Carretera de Matilla de los Caños

El municipio tiene una incidencia que roza los 4.000 casos a 7 días y el PSOE considera al alcalde de la localidad culpable de la situación aunque no hubo desfile: los Reyes fueron a entregar caramelos a las casas de los niños.

La localidad de Matilla de los Caños está sufriendo el impacto de la tercera ola del Covid como toda la provincia, con cifras que se han disparado en pocas semanas en un municipio que estuvo libre de Covid hasta casi octubre. Los expertos apuntan a la movilidad y las reuniones sociales de las fechas navideñas como causa de este aumento de casos en toda España, pero el municipio salmantino se ha visto especialmente señalado por una circunstancia: la Cabalgata de Reyes.

 

A pesar de que no se recomendaba celebrarlas (pero no estaba explícitamente prohibido), el municipio organizó la suya el día 5 de enero. Por este motivo, Matilla y otro municipio, Villamayor de Armuña, fueron expedientados por la Junta de Castilla y León y se exponen a una importante multa. No obstante, según el ayuntamiento lo organizado no era una Cabalgata como tal: no se hizo desfile porque no era prudente y los Reyes fueron por las casas de los niños para entregar caramelos. Así lo comunicó el consistorio en sus redes sociales y lo ha refrendado el alcalde.

 

Ahora, quince días después, el pueblo sufre un importante aumento de casos. Ya se manifestó a partir del día 10 de enero cuando el propio Ayuntamiento solicitó un plan de actuación a Sanidad y suspender el inicio de las clases. La zona básica de salud completa tiene ahora mismo 113 casos activos y una incidencia a 7 días de 3.864 casos por 100.000 habitantes, disparada dado el aumento de positivos en una población escasa.

 

El PSOE en el municipio salmantino ha cargado en una nota de prensa contra el alcalde y "lamenta el descontrol de la pandemia" y el desbocado aumento de contagios por Covid-19 que se está produciendo en la localidad y "considera al equipo de gobierno municipal, encabezado por Ciriaco Tardáguila, culpable de la situación por haber autorizado la celebración de la Cabalgata de Reyes".

 

Una decisión que, en una nota de prensa remitida por el PSOE, el concejal socialista Raúl Pérez ha calificado como “irresponsable”,  tomada por el alcalde pese a los avisos y la alta incidencia de casos que había en ese momento en  la zona, “lo que desaconsejaba totalmente la celebración de actos públicos con afluencia o concentración de personas” y, desoyendo tanto las indicaciones de las autoridades y los responsables sanitarios como la opinión del edil socialista representante del PSOE en la Corporación.

 

Para el edil socialista, lo prioritario tiene que ser siempre la salud, ha manifestado, al tiempo de mostrar su preocupación por la “pésima” evolución de la pandemia en el municipio como consecuencia de la toma de decisiones erróneas por parte del alcalde como la celebración de la Cabalgata entre otras, que ha provocado un alarmante aumento contagios en su zona básica de salud, por encima del centenar en una población de poco más de 600 habitantes, teniendo que ser necesario la realización de un cribado masivo y generando “incertidumbre, desconcierto y angustia” entre los afectados y entre la población en general.

 

El PSOE hace referencia también al expediente sancionador por parte de la Junta por no haber respetado ni cumplido las restricciones que el gobierno regional había impuesto sobre este tipo de celebraciones. Un hecho que le puede costar a las arcas municipales, o lo que es lo mismo, al bolsillo de todos los vecinos, una multa que oscila entre los 2.400 y los 3.200 euros siendo el único Ayuntamiento de la provincia, junto al de Villamayor de Armuña, con probabilidad de ser sancionado por este motivo.