Mateos reconoce tener "la misma desinformación que los vecinos" sobre el posible traslado de Proyecto Hombre a Las Bernardas
Cyl dots mini

Mateos reconoce tener "la misma desinformación que los vecinos" sobre el posible traslado de Proyecto Hombre a Las Bernardas

Convento de las Madres Bernardas, en el Camino de las Aguas

El socialista ha criticado que el equipo de Gobierno del Ayuntamiento no le ha trasladado ninguna información al respecto, a pesar de "haber preguntado en dos ocasiones".

Los vecinos del barrio de Prosperidad en la capital charra han mostrado su disconformidad respecto al hecho de que Proyecto Hombre se ubique en el Monasterio de Las Bernardas, situado en el Camino de las Aguas.

 

Preguntado por su posición al respecto, el socialista José Luis Mateos ha asegurado que ha preguntado "en dos ocasiones" al Ayuntamiento sobre este conflicto y "no he recibido respuesta". Por tanto, Mateos asegura que "tengo la misma desinformación que los vecinos". "Compartimos la preocupación de los vecinos, pero no sabemos en qué momento está la posible instalación", se lamentaba el socialista.

 

Manifestación el día 23 de los vecinos

 

El pasado jueves, unos 200 vecinos del barrio de Prosperidad se reunieron en el centro municipal ‘Luis Vives’ para hablar sobre este asunto, reunión tras la que mostraron su rechazo a la ubicación del centro. Los allí presentes han confirmado que realizarán una manifestación, pendiente de autorización, convocada para las 19.30 horas del 23 de mayo. El recorrido se realizará por el barrio, partiendo desde el paseo de San Antonio, Parque de Jesuitas, continuando hacia el Camino de las Aguas, Antonio Montesinos, Camino Estrecho de la Aldehuela, rotonda Calle Ponferrada, avenida de Fernando III El Santo, rotonda Avenida Aldehuela, calle Abraham Zacut, Alonso del Castillo, Camino de las Aguas y concentración final en el Convento de las Madres Bernardas.

 

El convento de Las Bernardas se quedó vacío hace dos años y Proyecto Hombre entró en conversaciones para abrir allí un centro para toxicómanos, adictos al sexo y al juego, así como presos en tercer grado. Además de usuarios internos, el lugar sería usado también como centro de día, para la realización de talleres y otras actividades de rehabilitación.

 

Los vecinos han propuesto siempre un uso alternativo al convento de las Bernardas, como residencia de mayores o centro de salud para la zona.