Mateo García se encaró con la grada tras el empate anotado por Aitor Aspas

(Foto: De la Peña)
Ver album

El entrenador del CD Guijuelo no recibió de buenas maneras las críticas de la grada tras los cambios efectuados dando entrada a Raúl y Aspas por Piojo y Ángel Sánchez.

"No, estaba mi novia ahí y la estaba saludando". Ésta fue la respuesta del entrenador del CD Guijuelo, Mateo García tras ser cuestionado por el hecho de haberse encarado con las grada tras el gol anotado por Aitor Aspas.

 

Esta situación tuvo lugar después de que desde la grada, un sector de la afición criticase los cambios llevados a cabo por Mateo García, cambiando a los laterales, para dar entrada a Raúl y Aspas. En uno de esos instantes, García se dio la vuelta para ver quién le estaba increpando y no le gustó nada que le cuestionasen.

 

Y, mucho menos, tras ser Aspas (uno de los cambios) el primer goleador del CD Guijuelo. En ese momento, Mateo García se dio la vuelta y le dijo a uno de los aficionados que bajase él a este sitio, dejando a entender que si lo hace mejor, que se ponga él.

 

Sin duda ese gesto no gustó a la afición y así se lo hizo saber; una reacción que no debió haber llevado a cabo, y mucho menos la respuesta en la rueda de prensa posterior.