'MasterChef Celebrity': La disputa entre Antonia Dell' Atte y Segura, un accidente y una expulsión

Dafne Fernández y  Oscas Higares

La tercera temporada de MasterChef Celebrity arrancó anoche en La 1 de RTVE con una nueva parrilla de cocineros de lo más ecléctica: desde deportistas, pasando por los actores, humoristas y cantantes. 

Catorce famosos que han querido demostrar sus dotes culinarias desde el minuto uno para poder deleitar a los jueces y espectadores con sus recetas.

El primer programa de esta nueva edición ha tenido de todo: pullitas, risas, lloros, riñas y hasta el primer lesionado en los fogones. Se trata de Jaime Nava, capitán de la Selección Española de Rugby, quien se cortó con un cuchillo mientras cocinaba.

La primera prueba a la que se tuvieron que enfrentar los aspirantes era ya un clásico en el programa, la caja misteriosa o la capacidad de los concursantes para negociar con sus compañeros y rivales para conseguir ingredientes de su gusto y cocinar un buen plato para el jurado. Además de volver a ver en los platós del talent a Pepe, Samantha y Jordi como degustadores y examinadores culinarios, el primer programa de la tercera temporada contó con una compañía excepcional, la de Miguel Ángel Muñoz- primer ganador de este formato-.

Las redes sociales se han incendiado durante el transcurso del espacio y uno de los momentos más memorables ha sido, sin ninguna duda, la rejilla en el pelo de Mario Vaquerizo, la confesión de Carmen Lomana de no saber cortar cebollas, o los comentarios de Boris Izaguirre tales como "que platos tan gays".

La primera prueba tuvo sus enfrentamientos, pues Antonia Dell'Atte contestaba a los jueces y ellos afilaron los cuchillos contra ella: "Se nota que sabes cocinar pero me preocupa que no tengas la capacidad de escuchar y aprender que se necesita", comentaba el cocinero Jordi Cruz. Los que mostraron todas sus capacidades y deleitaron al jurado fueron Óscar y Boris, quienes se proclamaron ganadores de la primera competición y según los jueces "apuntaban maneras".

Además, los vencedores se convirtieron en los capitanes de la segunda prueba, la cual tuvo lugar en la Plaza de España de la capital madrileña. Algunos fallos tanto en el equipo rojo como en el equipo azul hizo mellas en los compañeros, como la puntada de Santiago Segura hacia Antonia cuando asumió el mando de líder ante Boris, quien no estaba cumpliendo con su objetivo como jefe del equipo.

Cuando Pepe Rodríguez bromeó sobre si la italiana disfrutó mandando y la modelo le contestaba que no le gustaba ejercer como líder, Segura intervino alegando: "Hay una gran diferencia entre mandar y ser una mosca cojonera". El jurado proclamó a Dell'Atte como la mejor aspirante y, entre lágrimas, afirmó que no estaba acostumbrada a ganar cosas. El equipo de Boris se proclamó vendedor y el actor de Torrente firmó un acuerdo de paz con la modelo: "Yo tampoco me lo esperaba, pero estoy muy contento. Yo también soy mosco cojonero", ha comentado Segura.

Paula Prendes colgó el delantal y se convirtió en la primera expulsada de la tercera edición del programa. La propia actriz adelantaba en su cuenta oficial de Twitter algunos detalles de su salida del programa: "Vais a flipar un poco, yo aviso".

Al conocer la decisión de los jueces y su expulsión, la asturiana ha comentado ante las cámaras: "Estoy tristísima. He hecho todo el trabajo pero no me ha salido", explicaba la asturiana. "Tengo una rabia terrible dentro y pena. No esperaba irme tan pronto", ha comentado entre lágrimas.
 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: