Mascarilla siempre y en todo lugar: los cambios de la norma por la que más se multa en Salamanca
Cyl dots mini

Mascarilla siempre y en todo lugar: los cambios de la norma por la que más se multa en Salamanca

La mascarilla pasa a ser obligatoria para todos en todos los lugares y circunstancias. Así queda la regulación tras la aprobación de una ley estatal.

20 de mayo de 2020. El BOE publica la norma que convierte en obligatorio usar la mascarilla cuando no podemos guardar una distancia interpersonal, entonces fijada en dos metros. España fue uno de los países que más tardó en adoptar la medida, y lo hizo tras algunas controversias, pero ahora se dispone a ampliar su uso, prolongarlo y endurecerlo. El resultado, una norma que se resume en una frase: mascarilla siempre y en todo lugar... y por mucho tiempo. Eso va a traer algunos cambios a su uso en Salamanca y Castilla y León aunque habrá que ver hasta qué punto.

 

La norma básica

Por ahora, la mascarilla pasa a ser obligatoria para todos los mayores de 6 años en toda circunstancia con pocas excepciones. Hay que llevarla incluso si guardamos la distancia, en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público. Es decir, siempre. Así queda la normativa de las mascarillas.

 

Fin de la gran excepción

Con la entrada en vigor hoy de la ley de 'nueva normalidad' será obligatorio llevar mascarilla, entre otros lugares, en las playas, en la piscinas o en el campo. Hasta ahora la normativa estatal obligaba el uso de mascarilla al aire libre sólo cuando la distancia entre personas era inferior a un metro y medio. A partir de hoy la mascarilla en los espacios al aire libre será obligatoria por ley en toda España: no habrá excepciones por comunidades autónomas.

Eso acaba con una de las diferencias que tenían Salamanca y Castilla y León. Hasta ahora, la comunidad obliga a usar la mascarilla siempre, pero se permitía no llevarla en espacios naturales. Eso suponía que en el monte o en zonas rurales podía no usarse, pero eso se acabó.

 

Miles de multas

No llevar mascarilla o usarla incorrectamente es el precepto más multado en Salamanca desde que empezó a ser obligatorio y lo reguló la Junta. Sin ir más lejos, el pasado sábado, en fin de semana, se pusieron más de cien multas en una noche por no llevarla. Se cuentan por miles las impuestas por la Policía Local y las fuerzas y cuerpos del Estado: más de 2.000 en los seis primeros meses y a razón de 500 al mes desde que es obligatorio. Además, se ha decidido hacer una especial vigilancia de su uso en terrazas. La multa parte de los 100 euros.

 

No para hacer deporte

No será exigible en el caso de ejercicio de deporte individual al aire libre, ni en los supuestos de fuerza mayor o situación de necesidad o cuando, por la propia naturaleza de las actividades, el uso de la mascarilla resulte incompatible, con arreglo a las indicaciones de las autoridades sanitarias. No obstante, hay muchos deportistas ocasionales que la llevan.

 

En el coche o el bus

Será obligatorio llevarla en todos los transportes públicos, algo que se mantiene desde hace tiempo y que obliga a las empresas de bus o de tren a incluirlo en su protocolo de medidas. En cuanto al vehículo particular, sólo será obligatoria si los pasajeros, incluido el conductor, no son convivientes.

Según queda la norma, es obligatoria "en los medios de transporte aéreo, marítimo, en autobús, o por ferrocarril, así como en los transportes públicos y privados complementarios de viajeros en vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor, si los ocupantes de los vehículos de turismo no conviven en el mismo domicilio. En el caso de los pasajeros de buques y embarcaciones, no será necesario el uso de mascarillas cuando se encuentren dentro de su camarote".

 

Excepciones

La obligación no será exigible para las personas que presenten algún tipo de enfermedad o dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de la mascarilla o que, por su situación de discapacidad o dependencia, no dispongan de autonomía para quitarse la mascarilla, o bien presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización.

 

Qué hacemos mal

No es ni mucho menos un comportamiento mayoritario, pero sí que se ve en las terrazas incumplimiento de medidas básicas. Así, es habitual permanecer con la mascarilla bajada mucho más tiempo del imprescindible para consumir las bebidas o comidas solicitadas al establecimiento. No está permitido estar conversando con la mascarilla quitada aunque estemos en una terraza. También es frecuente que nos la dejemos mal colocada en este proceso de quitar y poner para consumir.

 

Menos habitual es saltarse el límite de personas participantes: hay que recordar que es de seis. También se observa un cumplimiento poco respetuoso de la limitación para fumar, no tanto porque se fume en la propia terraza, sino por hacerlo demasiado cerca.

 

Para más dudas, consultar la guía publicada por el Gobierno.

Comentarios

VICTOR SAKI 31/03/2021 09:52 #1
Esto ya es una tomadura de pelo, para sacarnos la poca pasta que nos queda y como el motin de Esquilache, la ciiudadania debe empezar a mostar su oposicion a estas medidas absurdas , cuyo objetivo es domesticarnos ye encerrarnos en una granja y que para salira la calle tengamos que pedir permiso, a estos cerdos de politicos, que lo concederran si somos buenos y obedientes ovejos, es hora de salir a la calle y manifestarnos contra estas arbitrariedades que no solucionan nada, solo el bienestar de los dictadores qie son los unicos beneficiados de esta manipulacion

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario:

Noticias relacionadas