Mascarilla al aire libre y con distancia contra la ola más alta de toda la pandemia en Salamanca que no toca el Hospital
Cyl dots mini

Mascarilla al aire libre y con distancia contra la ola más alta de toda la pandemia en Salamanca que no toca el Hospital

Primer día sin mascarillas en Salamanca

La propuesta del Gobierno de imponer mascarilla en exteriores llega cuando la pandemia alcanza su cota más alta de contagios en Salamanca, donde se siguen viendo mayoría de mascarillas por la calle y en aglomeraciones.

Mascarilla siempre y en todo lugar, en la calle o en los bares, para intentar frenar una ola de récord que ha subido más alto que en toda la pandemia. Esa es la solución del Gobierno, junto a reforzar la vacunación y ampliar el uso de test, para contener la ola Ómicron, una avalancha de contagios de la nueva variante, al parecer más leves, pero que se amontonan en la sanidad y condicionan las inminentes celebraciones navideñas.

 

La mascarilla será obligatoria en exteriores a partir del 24 de diciembre de manera general, pero lo que parecía un paso al frente quedó 'aguado' por las excepciones, que rebajan bastante la medida. Si estamos haciendo deporte, en el campo, en la playa o con convivientes, no es obligatoria, o si uno se encuentra solo o en compañía de convivientes y si se guarda la distancia de seguridad. Si no hay distancia sí hay que usarla, pero eso ya era así. Y la Junta de Castilla y León añade el uso en aglomeraciones, incluso si podemos mantener distancia, pero lo deja sólo como recomendación.

 

La realidad es que la situación cambia poco en la práctica: son mayoría los salmantinos que usan mascarilla en la calle al aire libre sin importar si hay o no distancia, ya que es obligatoria allí donde no la haya y en espectáculos. Y en interior es obligatoria. Las autoridades la han ido recomendando donde vaya a haber mucha gente y son obligatorias si no hay distancia interpersonal suficiente. Así que poco va a cambiar.

 

Si la solución es suficiente, lo veremos más adelante, pero el Gobierno la va a aprobar este 23 de diciembre en un consejo de ministros extraordinario. Y también veremos pronto si las comunidades no lo complementan con otras medidas como las planteadas por los expertos de Castilla y León, como el cierre a una hora del ocio nocturno, clausurar barras o limitar reuniones a diez personas. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, implanta una medida a nivel estatal aunque lo que se le pedía era un conjunto completo, y deja nuevamente las decisiones más duras a las comunidades.

 

No obstante, Castilla y León tampoco va mucho más allá. La Junta asume que la mascarilla vuelva a ser obligatoria en los exteriores, aunque con excepciones en zonas rurales en las que se pueda mantener la distancia de seguridad, y recomienda, sin imponer restricciones, que se limiten las reuniones entre distintas unidades de convivientes y de personas, si bien no marca un número. Pide tamibén extremar las precauciones en grandes aglomeraciones por lo que se van a dirigir con ese mensaje a las corporaciones locales,

 

Seis meses después

Hay que mirar seis meses atrás, al 26 de junio pasado, al primer día sin mascarilla obligatoria en exteriores. Entonces no había ni diez casos diarios y la positividad era del 2%; ahora hay más de 500 al día y casi el 20% de las pruebas salen positivas. El Hospital estaba casi vacío. 

 

Mientras se suceden los acontecimientos, Salamanca afronta las últimas horas antes de la Nochebuena con las restricciones más básicas: mascarilla en interior, y ahora también en exterior (habrá que ver la letra pequeña), ventilación, higiene, distancia y... nada más. Y sin test de antígenos en las farmacias, donde ha habido rotura de stock y es casi imposible conseguir. Muchos de los que quieren hacerse una prueba antes de reunirse con familiares y amigos no lo podrán hacer. Y los que enfermen y den positivo o sean contacto tendrán que pasarlas aislados. Algo, lo de enfermar, que cada vez es más probable.

 

En la calle, la sensación es que más gente que nunca de nuestro entorno ha contraído el virus, y los datos lo refrendan. Este martes el Covid ha llegado a su cima de toda la pandemia en Salamanca en cuanto a contagios e incidencia. Los más de 550 nuevos positivos son el máximo diario desde que en marzo de 2020 se registró el primer caso; y los más de 766 nuevos casos por 100.000 habitantes a 14 días son la cota más alta desde las pasadas navidades. Ha dejado atrás el nivel de la quinta ola y quien sabe si llegará a la mortífera del pasado enero.

 

El lado todavía positivo, que no impacta con fuerza en el Hospital. La ocupación de UCI se mantiene en nivel alto de riesgo, al 17%, pero hay cierta estabilidad con 9 pacientes en críticos y otros 27 en planta. Con altas y fallecimientos, se mantiene en estos números desde hace días, aunque como siempre hay que esperar: aumento de casos siempre supone llegada de enfermos con la demora de 10-14 días.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: