Más de una veintena de desempleados facilitan su incorporación al mercado laboral, gracias al programa de formación DUAL “Oficios III”

La concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades, Cristina Klimowitz, y el gerente del Servicio Público de Empleo de CYL, Pedro Grijalba, han visitado a los alumnos del programa en el Colegio Rufino Blanco, donde están acondicionando los aseos, las puertas y los marcos, gracias a esta acción formativa.

Cristina Klimowitz, concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades, junto a Pedro Grijalba, gerente del Servicio Público de Empleo de CYL han visitado las obras de rehabilitación que se están llevando a cabo en el CEIP Rufino Blanco, como parte del Programa DUAL “Oficios III”.

 

El programa consta de proyectos desarrollados por el Ayuntamiento de Salamanca y respaldados por la Junta de Castilla y León. Cuenta con una financiación de casi 300.000 euros 197.000 de mano de la Junta y 83.000 por parte del Ayuntamiento de la capital.

 

En estos momentos son 21 las personas beneficiadas con el proyecto, bajo la supervisión de 5 profesionales. Los requisitos para ser abalados es tener más de 25 años, estar en paro  y pertenecer a los colectivos más desfavorecidos. 

 

Los contratos constan de una formación de aula, junto a la una formación de practicas con una remuneración de unos 400 euros. La  validez de contratos es de 9 meses, en este caso, ya que dependiendo del proyecto puede variar de 6 a 9 e incluso 12 meses.

 

La acción formativa y de empleo cuenta con tres módulos; albañilería, carpintería y carpintería metálica, con siete alumnos en cada uno de ellos, en el que cuentan con el objetivo de rehabilitar, mejorar y acondicionar obras de diferentes espacios urbanos. Además de la cualificación profesional, tanto teórica como práctica, los alumnos adquieren también formación básica y cultura general; prevención de riesgos laborales y sensibilización medio ambiental.

 

Durante la visita, Cristina Klimowitz, ha recordado que  el 'Ayuntamiento de Salamanca ha triplicado su oferta formativa' dirigida a desempleados desde 2011. Prueba de ello es que este año ofrecerá 37 cursos con 423 plazas, el triple que hace dos años.

 

El objetivo de estos cursos, ha añadido la concejala, es ‘mejorar la capacidad de inserción profesional de los parados, especialmente de los que tienen mayores dificultades para acceder al mercado laboral’.

 

Con esta finalidad y una mayor atención a los desempleados en riesgo de exclusión social, se han programado diferentes acciones formativas, que abarcan desde la cualificación en diferentes profesiones, como dependiente de productos perecederos, atención y apoyo psicosocial domiciliario o servicio doméstico, esta formación básica, como alfabetización o informática.

 

Una vez que concluyan todas las acciones formativas se habrán impartido un total de 3.127 horas, en su mayoría presenciales, aunque la oferta también incluye dos cursos on line (Formación de formadores y Estrategias de búsqueda). El resto de cursos se centran en formación inicial básica y en formación ocupacional destinada fundamentalmente a colectivos desfavorecidos.