Más de la mitad de los jóvenes emancipados no puede comprar un piso en Salamanca

Los últimos datos del Ministerio revelan que un 52% de los jóvenes de entre 18 y 35 años vive de alquiler en la provincia.

Emanciparse no es sencillo, ni mucho menos y más en la actualidad, donde tener un trabajo ya se ha convertido en el trabajo más duro. Por tanto, la intención de querer comprarse un piso ya parece toda una utopía, y más en el colectivo de gente joven, que engloba a las personas de 18 a 35 años.

 

Así lo refrendan los datos publicados por la Encuesta Continua de Hogares (ECH) del propio Gobierno, correspondientes al año 2016, que arrojan un dato demoledor: más de la mitad de los jóvenes que se marcha del domicilio familiar, lo hace a una vivienda de alquiler.

 

En concreto, 9.778 de los 18.618 jóvenes emancipados no ha podido comprarse una casa para iniciar su andadura en solitario o en pareja, mientras que un 39% (7.341) sí ha podido acceder al mercado inmobiliario para comprar una casa.

 

En otro orden , los más afortunados son aquellos que tienen el privilegio de contar con una vivienda cedida, ya sea por herencia o por 'regalo' de sus padres, aunque se trata de un porcentaje más pequeño, con un 8,1%, o lo que es lo mismo, 1.500 de los 18.618 jóvenes emancipados.

 

Por último, los datos de la ECH indican que también se han analizado los datos de la población de 20 a 35 años por sus situación en el hogar, de acuerdo con los jóvenes que viven con sus padres, no con ningún otro familiar. Así, de los 52.543 jóvenes de Salamanca, 28.729 (54,7%) no se han emancipado.