Más de la mitad de las industrias alimentarias son del sector cárnico

En la provincia. Salamanca cuenta con un total de 857 empresas, de las que alrededor de 450 se dedican a la rama de la carne, mientras que el resto lo hacen a cereales y legumbres, hortofrutícolas o vinícolas
Chema Díez

La provincia de Salamanca cuenta con un total de 857 empresas dedicadas al sector agroalimentario, de las que más de la mitad, 450, se dedican al sector cárnico, que agrupa el mayor volumen de negocio entre las transacciones realizadas cada año.

Las industrias de la carne hacen referencia a todas aquellas que tienen relación directa o indirecta con este sector, desde las charcuterías hasta los mataderos, pasando por todas las fábricas de embutidos y de jamones.

El segundo lugar lo ocupa la industria de los cereales y las legumbres con 117 empresas relacionadas de uno u otro modo entre sí. Le siguen todas las empresas del sector panadero y repostero (68), pero de una menor dimensión.

También posee una cierta relevancia la industria hortofrutícola (52), desde la clasificación hasta el envasado del producto, donde destacan las diferentes cooperativas de la Sierra. Las vinícolas representan también a la provincia (42), de las que más de la mitad hacen referencia a envasadores, de nuevo en la misma zona de la provincia.

Y de menos importancia destacan las industrias madereras (35), basadas en la explotación forestal y las lácteas (29), que hacen referencia fundamentalmente a las queserías de las Arribes.

En 2009, 78 expedientes
Por otro lado, hay que destacar las diferentes ayudas que se reciben desde la Administración regional. “Las subvenciones para las empresas no suelen variar mucho con el paso de los años, y las distintas empresas presentan los distintos expedientes que se tramitan para obtener después una resolución positiva o negativa”, apunta Javier Caramés, técnico de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León.

Durante el ejercicio 2009 se presentaron un total de 78 expedientes para un total de 162 millones de euros, cantidad a la que equivale la ayuda. Por el momento, tan sólo se han repartido 34,5 millones a diferentes industrias agroalimentarias de la provincia de Salamanca.

Además, la provincia “se lleva un buen porcentaje de estas ayudas”, que corresponde al 28 por ciento del total de 560 millones; con ellas, se pretende fomentar también en tiempos de crisis toda la industria basada en la alimentación, así como todo lo relativo a las mismas. Desde la Delegación Territorial trabajan también con el objetivo de seguir impulsando un sector estratégico en la provincia, que engloba muchas empresas y que en estos tiempos de crisis económica no es fácil. Pero pese a todo, Salamanca se lleva un gran porcentaje del total de las ayudas de Castilla yLeón.