Más de cien detenidos e imputados por distribución de pornografía infantil

Gran despliegue. Tras analizar más de 20.000 conexiones, se han efectuado 97 registros en toda España con la coordinación de más de 400 agentes
AGENCIAS
Agentes de la Policía Nacional han detenido a 57 personas e imputado a otras 47 en una nueva ciber-redada contra la posesión y distribución de pornografía infantil en la red. Esta operación se ha llevado a cabo gracias a una nueva herramienta policial: el software NordicMule, desarrollado por el Servicio Nacional de Investigación Criminal de Noruega (NCIS) y puesto a disposición de los agentes de la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) a través de Europol.

Con esta aplicación informática se ha rastreado la red e investigado más de 20.000 conexiones. Más de 400 agentes de 36 plantillas de la Policía Nacional, coordinados por la BIT, han efectuado 97 registros en toda España con la intervención de más de 70 Juzgados de Guardia y Secretarios Judiciales. Los ciberpolicías han intervenido 328 discos duros, 40 ordenadores portátiles, 21 CPU, 2 notebook, centenares de DVD y CD, 13 pendrives y 8 tarjetas de memoria.

Entre los arrestados se encuentra un productor de material pornográfico infantil que, además de poseer y distribuir estos archivos, había grabado imágenes de dos familiares menores, en concreto de siete y catorce años, en actitudes inequívocamente sexuales. Imágenes que poseía almacenadas en soportes informáticos que contenían otros vídeos pedófilos de extrema dureza.

Esta persona, de profesión jardinero y con un nivel alto de conocimientos informáticos, pasó a disposición judicial tras prestar declaración. Pero no sólo eso, ya que entre los arrestados se encuentran ingenieros informáticos, directores de empresas, estudiantes, desempleados, policías locales, jardineros, pizzeros o caldereros.

Para escudriñar la red e identificar a los usuarios que compartiesen y, por lo tanto distribuyeran, a través de internet diferentes archivos de vídeo de contenido pornográfico pre-púber, los ciberagentes introdujeron en la aplicación un total de 857 enlaces “p2p”, correspondientes a archivos de contenido ilícito existentes en esta Brigada, por lo que los agentes pudieron localizarlos.