Más de 40.000 salmantinos viven solos y en quince años serán uno de cada tres hogares

Foto: EUROPA PRESS

Los hogares unipersonales crecen y dentro de poco serán casi el modelo más habitual en las viviendas salmantinas. Mayores de 65 años, especialmente mujeres, forman un colectivo al que el PSOE pide identificar y atender con programas específicos.

PERSONAS MAYORES

 

Los hogares unipersonales son, fundamentalmente, de personas mayores. Si se revisan los hogares formados por personas mayores de 65 años, se observa que el 45% están formados por una pareja que ya no convive con sus hijos, otro 22% son viviendas con una persona sola, y en un 15,4% la pareja aún tiene a los hijos en casa.

 

Pero a medida que aumenta la edad las cosas cambian. Entre los mayores de 85 años que viven en su casa lo más habitual es hacerlo solos (34,2%), en pareja (23,4%) y con otros parientes que no son la pareja ni los hijos (20,2%). Pero hay diferencias por sexos, el 41% de las mujeres mayores de 85 años viven solas frente al 21,4% de los hombres.

Los hogares unipersonales son una de las realidades demográficas que más fuerza está cobrando en nuestro país. Según las proyecciones oficiales, el número de hogares unipersonales crecerá en España un 19,8% en los próximos 15 años, hasta los 5,5 millones de domicilios. Para entonces, casi un tercio de todas las viviendas del país tendrá un solo ocupante. Así lo refleja la 'Proyección de Hogares 2016-2031', publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que pronostica que el número de hogares residentes en España se incrementará en los tres próximos lustros en 902.663 (un 4,9%), alcanzando la cifra de 19.281.354.

 

Esta realidad es patente también en Salamanca, ya que se ve afectada por una de las variables que están generando más hogares unipersonales, que es el envejecimiento de la población. Según los últimos datos del INE sobre proyección de hogares, 40.706 personas viven solas en Salamanca; son más de una cuarta parte de los 142.000 hogares que hay contabilizados en la provincia. Sin embargo, dentro de quince años más de 45.600 salmantinos vivirán solos en sus domicilios y este tipo de hogares serán uno de cada tres porque habrá menos población (136.000 hogares es el pronóstico). Pronto serán el modelo más extendido: le pisan los talones al típico hogar de pareja con hijos.

 

Estas cifras ponen de manifiesto la necesidad de averiguar el calado real de este nuevo fenómeno poblacional, algo muy útil para dar respuesta a las necesidades que plantea este colectivo. El dato de Salamanca corresponde con todos los hogares unipersonales, pero en provincias con problemas de envejecimiento eso implica que buena parte de ellos son personas mayores. El perfil de la persona que vive sola está más o menos definido. Sabemos que uno de cada cuatro hogares está formado por una sola persona, que el 40% son mayores de 65 años y que la mayoría son mujeres viudas; los hombres que viven solos son, fundamentalmente, solteros y menores de 65 años. Cabe destacar, además que los hogares unipersonales de mujeres crecieron un 2,6% mientras que los de hombres disminuyeron un 0,6%.

 

Este perfil puede ser el punto de partida para el registro que, a iniciativa del PSOE, se va a llevar a cabo en el ayuntamiento de la capital salmantina para averiguar cuántas personas viven solas en su hogar. A día de hoy, esa información no existe y hay muchas personas que no tienen acceso a servicios municipales porque los desconocen y porque, a su vez, la administración local desconoce su situación. "Hemos pedido conocer la situación real", ha dicho el portavoz socialista, José Luis Mateos, que ha puesto de manifiesto que hace años que piden al Ayuntamiento poner en marcha un registro para cuantificar el número de hogares unipersonales con personas mayores.

 

Tener esta información se antoja un punto de partida necesario para adecuar los programas y servicios sociales que se les pueden ofrecer desde el municipio, que serían más eficaces si se aclara lo más posible qué se encuentran los trabajadores de servicios sociales en cada casa. "No se trata de hacer grandes campañas ni grandes anuncios de los programas municipales que hay sino de saber dónde están las personas que los necesitan", ha dicho Mateos.

 

"Queremos que no haya personas que en sus últimos días viven solas y que muchos veces sus vecinos ni se enteran de que se han muerto"

El portavoz del PSOE considera necesario detectar este tipo de hogares para que los servicios sociales sepan cómo dirigirse a ellos y oferta programas específicos, adaptando los que ya tiene el Ayuntamiento. Acompañamiento y envejecimiento activo son clave. "Queremos que no haya personas que en sus últimos días viven solas y que muchos veces sus vecinos ni se enteran de que se han muerto", ha dicho la concejala Josefa Mena. "El problema que tienen estas personas no es que están solas, sino que sienten la soledad", ha remarcado Mateos.