Más de 3.600 coches limpios en Salamanca y ni un punto de recarga público en toda la ciudad
Tribuna mini Saltar publicidad
Asanz 600x800 file
Cyl dots mini

Más de 3.600 coches limpios en Salamanca y ni un punto de recarga público en toda la ciudad

La presencia de coches limpios aumenta: son la elección de cerca de un 10% de conductores. Sin embargo, la red de recargas es testimonial. Antes de final de año, se le quiere poner remedio.

La presencia de los denominados coches limpios es cada vez mayor en nuestras ciudades. Se trata de turismos híbridos y eléctricos que aportan menores emisiones y consumos, además de silencio en la circulación, y que son la elección de casi un 10% de los compradores de coches. Sus cifras globales todavía son escasas, pero sus ventas escalan cada año con importantes incrementos, especialmente gracias a los híbridos e híbridos enchufables, que son la opción preferida de conductores profesionales y también de particulares.

 

Algo más retrasados van los eléctricos, con unas ventas todavía reducidas, aunque su presencia cada vez es mayor. Su principal limitación es la autonomía y la red para hacer los 'repostajes' de energía eléctrica para sus baterías. Los disponibles ya superan ampliamente los 200 kilómetros de autonomía, suficiente para casi cualquier tipo de desplazamiento urbano y periurbano en ciudades medias como Salamanca. Y los últimos modelos van a superar netamente esa cifra de kilómetros con una sola carga. Sin embargo, la posibilidad de vernos 'tirados' y sin electricidad existe.

 

El problema es que la red de recargas está muy poco desarrollada. En Salamanca, por ejemplo, y según los datos de la patronal del seguro Unespa, ruedan 3.634 vehículos limpios (eléctricos, híbridos e híbridos enchufables), algo más del 5% del parque móvil de la capital. Contrasta que, a pesar de ello, Salamanca no tenga ni un solo cargador público instalado. Esta es una materia en la que el Ayuntamiento se ha quedado muy atrás a pesar de los anuncios y las promesas.

 

El plan de movilidad contemplaba 18 puntos de recarga en vías públicas y 36 en aparcamientos públicos, todos gratuitos: no se ha puesto ninguno. La red de cargadores se limita a los de la Usal en facultades y campus y los que tienen hoteles y negocios privados. En junio de 2013, el alcalde presentó el diagnóstico para la difusión e implantación del vehículo electrico en Salamanca. El documento incluía la localización de 21 emplazamientos donde podrían ubicarse estaciones públicas de recarga para este tipo de vehículo. Sin embargo, y según la web movilidad eléctrica de Castilla y León, no se ha puesto en servicio ninguno.

 

El pasado septiembre, el pleno de la corporación aprobaba una moción conjunta para estudiar la implantación de una red de puntos de recarga para vehículos particulares y para los eléctricos de la flota municipal. La iniciativa, defendida por el concejal de C's, Fernando Castaño, incluía dos compromisos: el estudio de dónde poner los puntos de recarga y la obligación de hacerlo ya en 2018. Sin embargo, esta medida, incluida en el pacto de presupuestos entre PP y C's, no tiene presupuesto en las cuentas municipales. Según explica el propio Castaño, "los puntos de recargar se van a poner este año porque está en el presupuesto y hay compromiso", y anuncia que ya hay sobre la mesa trámites para decidir por que tipo de modelo se opta.

 

Ahora toca decidir dónde se ponen. Contando con los estudios previos del plan de movilidad, será fácil elegir. El centro y los polígonos son candidatos claros. También hay que definir el modelo de acceso de los usuarios. En las ciudades más adelantadas en este tema, la recarga es gratuita al menos los primeros años, y se ha hecho un registro de usuarios que con una tarjeta pueden acceder a las recargas eléctricas. Además, el consistorio podría acceder a las ayudas públicas para la instalación de esta infraestructura.