Más de 25 alumnos se quedan sin examen práctico de conducir cada día en Salamanca

Coche de una autoescuela. (Foto: Europa Press)

El presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Salamanca, Luis Rodero, revela que la DGT "no mueve ficha" para solucionar el problema de los examinadores y está afectando a los alumnos y a las empresas del sector. 

El paro que los 5 examinadores de la Dirección General de Tráfico (DGT) están secundando en Salamanca afecta a 25 alumnos diarios desde el inicio de los paros indefinidos el 14 de septiembre de 2015. 

 

Según, Luis Rodero, el presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Salamanca, la DGT "no mueve ficha" para solucionar el problema de los examinadores y está afectando a los alumnos y las empresas y que hay retrasos indebidos. Además, la DGT no autoriza examinar, a los que se quedan fuera debido al parón, al día siguiente, sino que tienen que esperar al siguiente turno dependiendo de la autoescuela en la que estén matriculados. 

 

Los alumnos tienen que presentarse al examen, aunque dos días antes conocen más o menos la hora a la que van a ser examinados y aunque sepan que, debido a los paros, no van a poder examinarse. Las autoescuelas tienen que llevar a todos los alumnos a examen, ya que, según Rodero, no saben hasta el mismo día de la prueba si los examinadores van a secundar ese día el paro de tres horas.

 

 

ASEXTRA (Asociación de Examinadores de Tráfico) y los sindicatos CGT, CSIF y USO están detrás del paro del colectivo, convocado a nivel nacional. El sector reclama la entrega de resultados de los exámenes tras el paso de varias horas para evitar los riesgos físicos que conlleva dar el resultado en el momento y la reducción del número de exámenes por examinador y día para conseguir más calidad.

 

Además, el colectivo pide un incremento de las plantillas, que según las entidades convocantes de la huelga, están por debajo de los estándares necesarios. En Salamanca son 5 los examinadores provinciales y las autoescuelas se presentan a examen cada 15 días debido al gran número de alumnos. Cuando un alumno no es examinado debido a la 'huelga' debe esperar otros 15 días para ir al siguiente turno de exámenes porque la DGT no está permitiendo que se presente al día siguiente. Los alumnos que se quedan sin examen (el 40% del total) pierden el tiempo y ven retrasada la fecha de la obtención del permiso de conducir. 

 

En este problema choca el derecho de los funcionarios a defender su profesión y las medidas que mejoran su situación laboral y el sistema de funcionamiento de las autoescuelas y los alumnos.

 

Los paros parciales de tres horas de los examinadores de tráfico es, de momento, de carácter indefinido y afecta, además, a 1.933 funcionarios de carácter técnico que no son examinadores y están convocados para defender mejoras laborales por los sindicatos, según la Dirección General de Tráfico.