Más de 23.000 personas visitaron el nuevo museo del convento de las carmelitas de Alba de Tormes

Terminadas las obras de la ampliación, falta realizar la musealización.

Desde el 28 de marzo de 2012 hasta finales del pasado agosto han visitado el nuevo museo de las carmelitas de Alba de Tormes 23.368 personas de una treintena de nacionalidades. Los datos que hacen públicos respecto a estos primeros 17 meses y cuatro días de funcionamiento, sirven para asegurar que el museo ya es un foco importante entre los destinos del turismo religioso y se ha constatado que la Santa, su Sepulcro y su convento son un atractivo religioso y cultural de primer orden.

 

Los apuntados son datos espectaculares, más si se tiene en cuenta que los visitantes deben acercarse ex profeso hasta Alba, y que en la localidad salmantina no se da ese efecto de sumar señalados atractivos que se constata en ciudades monumentales (como Salamanca, Ávila o Toledo) o cuando dos museos están muy próximos (Prado y Thyssen madrileños) y los visitantes pasan de uno al otro.

 

Este museo, que permite un acceso privilegiado al sepulcro de Santa Teresa y la contemplación de piezas singulares del patrimonio espiritual y artístico que guarda la comunidad, dentro de unos meses abrirá una importante ampliación con cinco nuevas salas. Tanto la primera etapa como en esta segunda, las madres carmelitas han seguido fielmente un proyecto cuyos objetivos han sido primero espirituales, luego culturales y finalmente socioeconómicos.

 

Los dos primeros objetivos son difíciles de evaluar, pero -entendiendo que el tercer objetivo es el que de modo más fiable se puede cuantificar y el que más interesa fuera del convento- hacen público un cuadro resumen de los visitantes, con los datos esenciales por meses, acompañado del correspondiente gráfico (se recuerda que en marzo de 2012 el museo solo abrió cuatro días).

 

Visitas Museo Alba de Tormes

 

 

De los visitantes al museo, un 26,80% no son españoles y los extranjeros suponen un 21,40% del total de visitantes.

 

Extranjeros museo Alba de TormesDe los peregrinos que acuden al templo, entran en el museo un 40%. De los ocho países con cierta relevancia estadística, únicamente España y Portugal se sitúan en esa media. Inglaterra, EE.UU., e Italia la superan ampliamente. Es muy bajo el porcentaje de peregrinos coreanos y franceses que han entrado al museo, debido tanto a que centran su estancia en la participación en actos religiosos, como a los apretados programas de las excursiones y -en el caso de Corea- a las dificultades del idioma. Los datos de Corea son extremos ya que entran en el museo menos del 10% de los peregrinos que llegan al convento desde tan lejos. Esperamos que tanto la incorporación del coreano a las audioguías del nuevo museo, como la exposición de valiosas piezas de culto de origen oriental, sirvan para aumentar el porcentaje de peregrinos coreanos que visiten el museo.

 

Con la ampliación del museo se podrá realizar una ampliación del horario, una reorganización de la visita coordinando el acceso al templo y al museo, una campaña de difusión aprovechando el centenario teresiano, y se puede esperar un aumento de los peregrinos que lleguen al convento y de visitantes al museo, y que permanezcan más horas en la Villa.