Más de 200 euros de multa por abrir la puerta del coche sin mirar
Cyl dots mini

Más de 200 euros de multa por abrir la puerta del coche sin mirar

Archivo

Según la DGT y por su peligrosidad, es otra infracción grave que se paga: esta vez son 260 euros.

Las multas por exceso de velocidad y las de aparcamiento suponen el grueso de las sanciones impuestas, sin embargo, existen una serie de acciones que se cometen frecuentemente descuidadamente o por desconocimiento, que acaban por dejarnos sin 'un duro' en los bolsillos. 

 

Éstos son algunos de los errores al volante en el que la Dirección General de Tráfico (DGT) especifica qué multa conlleva cada una de ellos, tal y como se indica en la web de Ecomotor.es:

 

Neumáticos gastados

Los neumáticos desgastados son sinónimo de riesgo en la carretera. Y es que cuando el asfalto está mojado, nevado o helado tendremos menos adherencia, lo cual es peligroso. Cuando la profundidad de las ranuras principales de la banda de rodadura es inferior a los 4 milímetros, esta pérdida de adherencia será aún más pronunciada. Conviene recordar que la profundidad mínima requerida para turismos es de 1,6 milímetrosLas multas para este tipo de infracciones son de 200 euros por neumático.

 

Circular sin luces

No sólo hay que tener las luces en buenas condiciones, sino que hay que asegurarse de llevarlas encendidas cuando corresponde. Por eso, es conveniente revisar el alumbrado antes de empezar a circular. Circular con él en malas condiciones supondría una infracción grave con multa de 200 € de acuerdo al RG de Circulación (art. 99).

 

Excesos de velocidad

Al aproximarse a pasos de peatones sin semáforo, zonas residenciales, colegios y a autobuses que están en sus paradas, se debe moderar la velocidad. Las infracciones por conducir sin precaución o incluso de forma negligente se consideran graves cuando provocan peligro y se sancionan con hasta 260 euros (art. 3 RG de Circulación).

 

No poner los intermitentes

Esta es una de las infracciones que se ve más a menudo. Pero es habitual que, en determinadas maniobras, se produzcan sobresaltos por no haberlo advertido previamente con los intermitentes. Utilizar los intermitentes es obligatorio, incurriendo si no en una infracción graves penada con 200 euros (art. 108 RG Circulación).

 

Hay que circular por el carril derecho

En autopistas y autovías es frecuente ver a conductores que ocupan los carriles del centro y la izquierda estando libre el derecho. No hacerlo, entorpeciendo la marcha de otros conductores, es una infracción grave sancionada con 200 euros.

 

Hacer un 'STOP' como si fuese un ceda

Hacer un ceda el paso en lugar de un Stop en una carretera con buena visibilidad es algo que muchas veces nos resulta difícil e incomprensible, pero en otrras ocasiones es de vital importancia hacerlo. Recuerda que para hacer el Stop tienes que llegar a pararte en la línea y mirar si vienen coches. Si haces un 'ceda', puedes estar generando una situación grave de peligro.

 

Por las nefastas consecuencias que puede tener, no hacer un stop es una infracción grave que se sanciona con 200 euros y cuatro puntos del carnet.

 

Estacionamiento

Está prohibido detenerse sobre la parada del autobús. No sólo son infracciones peligrosas, sino que dificulta el tránsito del resto de usuarios de la vía. Al hacerlo, se obliga a aquellos que quieren coger el autobús a invadir la calzada, provocando molestias y peligros. Por eso estas inmovilizaciones están consideradas infracciones graves y sancionadas con 200 euros.

 

Abrir la puerta sin mirar

Antes de abrir la puerta del vehículo después de estacionar, siempre se debe mirar por el retrovisor. Algo tan sencillo puede suponer no provocar graves daños a un ciclista que pase junto a su vehículo en ese preciso momento, y al propio conductor si la calle es estrecha y otro vehículo está pasando cerca. Este tipo de comportamientos que causan riesgo a otros usuarios se consideran infracciones graves y son sancionados con 260 euros.

 

Apararcar la acera

Se ve a menudo: dejar el coche estacionado en la acera no solo genera molestias a personas con movilidad reducida (o a ti, que vienes de la compra con el carro hasta las orejas), sino que provoca situaciones de peligro al mandar a los peatones a la calzada.

Multa por aparcar en la acera

Se considera infracción grave que se castiga con 200 euros.