Más de 200.000 euros para el programa 'Educación de Calle' dirigido a facilitar la integración social de niños y jóvenes con dificultades

El Zurguén

Se desarrolla en las ocho zonas de acción social de la ciudad distribuidas en los barrios San Bernardo, Garrido Sur y Norte  Centro, Pizarrales, Rollo, Zurguén-San José y Buenos aires.

Salamanca duplica el presupuesto destinado al programa Educación de Calle dirigido a facilitar la integración social de niños y jóvenes con dificultades, tanto en su contexto social y familiar, como en su relación con el medio.

 

En concreto, incrementará la cuantía del mismo pasando de los 143.000 euros que destina actualmente a los 280.537 euros. Este incremento permitirá ofrecer una mayor prestación.

 

Cabe recordar que en el Plan Municipal sobre Drogodependencias se promueve el desarrollo integral de quienes se encuentran en una situación de exclusión social, incidiendo, fundamentalmente, en los que están en situación de riesgo, tanto por el uso indebido y abuso de drogas como por cualquier otro tipo de situación de riesgo social.

 

El programa tiene entre sus objetivos principales prevenir el consumo de drogas y promover hábitos saludables en la población infantil y juvenil, y reactivar su proceso de socialización mediante el acompañamiento personal y la mediación social del educador.

 

Se desarrolla en las ocho zonas de acción social de la ciudad distribuidas en los barrios San Bernardo, Garrido Sur y Norte  Centro, Pizarrales, Rollo, Zurguén-San José y Buenos aires.

 

El educador de calle se coordina con todas las administraciones y entidades que están presentes en la vida de sus usuarios como centros educativos, centros de salud, equipo de salud mental infanto-juvenil, centro de acción social de la zona o el servicio de protección a la infancia, así como con las entidades y organismos que sean necesarios.

 

En 2017 casi 1.700 personas se beneficiaron de este programa, y se trabajó con más de 200 familias.