Martín se despide entre acusaciones socialistas de ser un “pésimo gestor”

Pleno. La sesión se convierte en un cruce de acusaciones entre ambos equipos municipales. Renuncia. El PSOE muestra su incredulidad ante los motivos expuestos, pues cree que han sido una imposición
LORENA LAGO
Aunque el pleno celebrado ayer pasaba por ser un mero trámite en el que el ya exalcalde de La Alberca, Santiago Martín, renunciaba al cargo así como a su acta como concejal, lo cierto es que se acabó convirtiendo en un momento idóneo para exhibir unas diferencias ya irreconciliables entre populares y socialistas.

Santiago Martín tomaba en primer lugar la palabra para recordar a los presentes los motivos que le habían llevado a dimitir, unas palabras que hicieron reaccionar al Grupo Socialista que expresó su incredulidad ante unas razones que, para ellos, son una imposición. “No creemos que dimitas por propia voluntad, sino porque te obliga el partido al que perteneces”, espetó el edil socialista quien, a su modo de ver también acusó a Martín de marcharse “igual que llegaste, metiéndote con la oposición y mostrando una actitud chulesca”. En esta misma línea, aprovecharon también para hacer balance de la gestión del exprimer edil, a la que tacharon de “pésima” en la gestión de asuntos como “el agua, la residencia, la guardería, el punto limpio o la planta de machaqueo”. Este recordatorio enconó los ánimos de Martín, quien quiso responder recordando, igualmente a los socialistas, “vuestra falta de apoyo porque lo único que habéis hecho ha sido poner trabas”. A renglón seguido, Santiago pidió al equipo socialista que “cambiéis vuestra actitud y que esa oposición destructiva se convierta en otra instructiva”.

Manifiesto socialista
El edil socialista Miguel Ángel Luengo leyó a continuación un escrito elaborado por el PSOE en el que mostró, a su juicio, los deméritos del hasta ahora alcalde, y entre los que figuran “un Ayuntamiento al borde de la quiebra y muchas promesas incumplidas como la pavimentación del casco histórico, el nuevo cuartel, la residencia o el pabellón junto a una programación cultural escasa”. Fue el propio Santiago Martín quien quiso responder a estas acusaciones recordando todos los proyectos que están a punto de culminar, como la residencia y la puesta en marcha de numerosos servicios propios de un pueblo más de 20.000 habitantes que de 1.200, como nosotros”.

En última instancia y como deseo personal, el emocionado exprimer edil expresó su deseo de que en el futuro, “la oposición deje de ser sectaria y piense en el interés de La Alberca”.