Márquez: “Tengo un corazón fuerte y no va a ser un problema para seguir jugando al fútbol”

El delantero sevillano de la UDS sufrió una arritmia el sábado, aunque asegura que le gustaría terminar el año "jugando"
Marcos Márquez sufrió el sabado antes del choque ante la Arandina una fibrilación auricular y tras pasar la noche vigilado, fue dado de alta el domingo por la mañana.

El delantero sevillano ha comparecido esta mañana ante los medios tras el entrenamiento de la UDS y ha asegurado respecto a su dolencia: "Me imagino que tendremos que hacer unas pruebas para ver porque ha pasado. Pero ahora está todo estable y me siento perfectamente".

Márquez relata los hechos: "Pensaba que era por estar un poco nervioso o tenso, pero cuando llegué al hospital, me dejaron allí y me hicieron el electro, me asusté un poco, pero después de las pruebas que me han hecho han descartado cualquier enfermedad. Nunca me había pasado nada parecido".

En cuanto a su futuro, el unionista apunta: "Me gustaría acabar la temporada jugando los partidos que quedan, pero los médicos tendrán que ver si puedo jugar. Mientras ellos no lo sepan, no puedo ponerme en riesgo. He pensado en el riesgo de futuro y está claro que la salud está por encima de todo, pero confío en que puedo seguir jugando porque imagino que será una cosa aislada que me ha ocurrido a mí como le pudiera haber ocurrido a cualquiera porque me han dicho que no hay ninguna enfermedad", aseguró.

Sobre el choque ante la Arandina en el que el Helmántico tuvo una entrada extraordinaria, el sevillano asegura: "Me hubiera encantado jugar ese partido, disfrutarlo y vivirlo. Es muy bonito ver el estadio lleno. Estoy contento porque ganamos que es lo importante e imagino que la gente se fue contenta. También es para mí un orgullo que compañeros y aficionados se acordaran de mí y agradezco todo el apoyo recibido el día de ayer".

Marcos, además, añadió: "He hablado con Miguel (García) y me ha dicho que no le dé esos sustos", entre risas.