Marina Lizarazu tuvo que dejar la pista en camilla tras sufrir un mareo en el banquillo en el Avenida-Lugo
Cyl dots mini

Marina Lizarazu tuvo que dejar la pista en camilla tras sufrir un mareo en el banquillo en el Avenida-Lugo

Marina Lizarazu, atendida por el doctor Carlos Moreno (Foto: Arai Santana)
Ver album

A falta de poco más de dos minutos para el descanso del Perfumerías Avenida-Ensino Lugo, la jugadora del equipo gallego necesitó asistencia primero en el banquillo y después fue retirada a enfermería y posteriormente trasladada al hospital para comprobar que todo está ok.  

A poco más de dos minutos para que el duelo entre Perfumerías Avenida y Ensino de Lugo alcanzara el tiempo de descanso, y tras una canasta de Evans, los gritos desde el banquillo del equipo lucense hacían volverse a un árbitro que rápidamente corría hacia la zona junto a la capitana de Avenida, que rápidamente se dio cuenta de lo que sucedía.

 

La razón de la alarma era un mareo sufrido por la base del equipo Marina Lizarazu que primero quedó tumbada en la zona de banquillos mientras era asistida por efectivos de Cruz Roja y el doctor de Avenida, Carlos Moreno.

 

La jugadora, consciente pero evidentemente indispuesta, fue retirada de la pista en camilla hasta la enfermería donde quedó acompañada por el médico para observar su evolución. El golpe en el cuello la dejó mareada y desorientada y después de esos minutos de recuperación en la enfemería fue trasladada al hospital para realizarle unas pruebas aunque el propio club lucense informaba que todo parecía quedar en el susto.