María Pombo y Pablo Castellano dejan el Hospital Quirón con su niño en brazos
Cyl dots mini

María Pombo y Pablo Castellano dejan el Hospital Quirón con su niño en brazos

María Pombo y Pablo Castellano (Foto: E. P.)
Ver album

Siempre entregada con sus seguidores, María aprovechó una de sus publicaciones en Instagram para revelar algunos de los datos del pequeño como su peso, 2'840 kg o su medida, 48 cm.

Se ha convertido en uno de los últimos niños en llegar al mundo en este 2020 y es que Martín Castellano Pombo adelantó su llegada al pasado 27 de diciembre. Feliz por la llegada del nuevo miembro de la familia, María Pombo y Pablo Castellano ya están de vuelta en casa con su pequeño en brazos.

 

Hace tan solo unos minutos veíamos al feliz matrimonio salir del Hospital Quirón de Pozuelo de Alarcón, la clínica que han elegido para dar a luz su primer hijo. Con las dudas habituales de madre primeriza en estos complicados momentos sanitarios que estamos viviendo, María Pombo ha confiado en un equipo de médicos especializado al que no dudó en agradecer el gran trabajo que han hecho con ella durante el parto.

 

Felices por poder regresar a su casa con el pequeño en brazos, el matrimonio posó frente al Hospital para los medios allí reunidos para los que también tuvieron algunas palabras de agradecimiento por todo el cariño que han recibido.

 

A la espera de que la recién estrenada mamá cuente los pormenores del parto y las primeras horas de vida del pequeño Martín, la propia María ha reconocido en redes sociales que la llegada de su hijo ha sido mucho más bonita de lo que esperaba por la tranquilidad que el equipo médico del Hospital Quirón le ha dado durante los días en los que ha permanecido ingresada.

 

Siempre entregada con sus seguidores, María aprovechó una de sus publicaciones en Instagram para revelar algunos de los datos del pequeño como su peso, 2'840 kg o su medida, 48 cm.

 

Encantados de poder pasar la noche de fin de año en casa, María habló sobre cómo había ido el parto a las puertas del Hospital: "Ha sido mágico, he tenido mucha suerte, he estado muy bien cuidada aquí y muy bien, la verdad que, con ganas de repetir, imagínate lo bien que ha ido".

 

Feliz y orgulloso del trabajo de su mujer, Pablo comentó: "Estoy alucinado con la fuerza que tienen las mujeres, yo no sé si los hombres podrían, las mujeres estáis hechas de otra pasta".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: