María Antonia Rey: “La medicina estética es un derecho para que la gente mejore su imagen”

Entrevista con la directora del centro de medicina estética Mawa."Es más caro ir a la peluquería tres veces al año a ponerte mechas que hacer un buen tratamiento estético que te dura un año entero".

La doctora en su clínica Mawa. TRIBUNA

La doctora María Antonia Rey Varela lleva en el mundo de la medicina estética más de 30 años. Se licenció en Medicina y Cirugía por la Universidad de Santiago de Compostela en 1987 y hace diez años abrió su propio centro de medicina estética Mawa en Majadahonda, Madrid. La doctora insiste en que hay que perder el miedo a la medicina estética, aunque pide que aquellos interesados se pongan en manos de profesionales colegiados.

 

PREGUNTA. El centro de medicina estética Mawa cumplirá en noviembre diez años ¿qué balance hace de esta década?

RESPUESTA.  En estos diez años se debe hacer un balance muy positivo. En estos años la medicina estética ha evolucionado mucho con lo que yo también he tenido que evolucionar dentro de mi propia clínica. En estos tiempos la gente se toma la medicina estética como un derecho para estar bien y mejorar su imagen.

 

P. ¿Cómo comenzó su andadura la clínica Mawa?

R. Yo soy médico estético desde hace muchos años ya, el primer master lo hice en el año 92.  Siempre he estado trabajando con un familiar que era cirujano plástico y poco a poco me he ido formando. Paulatinamente he ido dejando mi trabajo en el Insalud, pues soy funcionaria, y como me gustaba mucho la cirugía estética decidí crear mi propia clínica.

 

P. Es importante remarcar que usted lo que hace es medicina estética, al fin y al cabo medicina.

R. Sí. Es todo puramente medicina. Aquí no vendemos ni cremas ni tratamientos de belleza que no estén relacionados con la medicina. Todo la aparatología que tenemos es de uso médico.

 

P. ¿Existe mucho intrusismo en su profesión?

R. Siempre estamos viendo casos en los medios de gente seriamente afectada por tratamientos que realmente no ha realizado ningún profesional de la medicina. Simplemente mucha gente se va a los sitios más baratos y no saben quién le está pinchando o haciendo un tratamiento. Es importante que los clientes se aseguren de que el profesional que les atienda esté colegiado y que tenga una titulación médica y dentro de la estética, que tenga un master; ya que hay que recordar que esto es una especialización de la medicina.

 

P. Su clínica siempre apuesta por lo último en tecnología ¿cuáles son las novedades más destacadas?

R. Yo destacaría un aparato de tecnología americana llamado Ultheraphy que es un lifting sin cirugía. Se hace mediante ultrasonidos focalizados y con visualización ecográfica. Se puede usar para levantar los ojos, disimular las patas de gallo, para reafirmar el óvalo facial, el cuello, el escote… y tan solo en una sesión al año.

 

P. ¿La medicina que usted practica es además un apoyo psicológico para la persona?

R. Claro porque la autoestima es muy importante. Cuando una persona se encuentra bien mejora muchísimo, gana en seguridad en las relaciones sociales, en las relaciones laborales y en las relaciones personales, por supuesto. En estos momentos ya existe una cultura estética muy importante y cada vez se demanda más los tratamientos médicos estéticos.

 

P. Antes quizá la medicina estética estaba mucho más enfocada a las mujeres ¿Hoy los hombres lo demandan mucho más?

R. Antes el 90 por ciento de los pacientes eran mujeres y ahora ha aumentado muchísimo la proporción de hombres que también se quieren cuidar y también quieren tener buen aspecto. Gente que va al gimnasio, se cuida y además quiere cuidar su cara. En estos momentos hay muchos pacientes masculinos.

 

P. Tiene que ser muy satisfactorio ayudar a la gente a sentirse bien.

R. Es un trabajo muy agradecido. Yo que soy médico de urgencias y he tenido que ver muchas calamidades… esto es otra cosa. Te sientes bien. Es poner a la gente guapa y ayudar a que se sientan mucho más cómodos consigo mismo. Es una satisfacción tremenda

 

P. ¿Qué les diría a aquellas personas que aún son reticentes a este tipo de medicina?

R. Yo no quiero convencer a nadie para que se haga nada. Pero todo el mundo cuando se mira en el espejo y piensa ‘yo mejoraría esto’, yo les digo que se atrevan a hacerlo porque no es tan caro. Es más caro ir a la peluquería tres veces al año a ponerte mechas que hacer un buen tratamiento estético que te dura un año entero.  Lo que sí que les diría es que busquen a un buen profesional que les inspire confianza y no dejarse llevar por ofertas, que pueden llevar a  un pequeño desastre. Además, es importante recalcar que en medicina estética no solo ponemos guapas a las personas, también atendemos para solucionar defectos, cicatrices, intervenciones quirúrgicas, varices, verrugas, fibromas …

 

P. ¿Qué se va a encontrar el cliente en la clínica Mawa?

R. Se van a encontrar con un ambiente estupendo, con gente muy profesional y muy volcada. Nosotros no vendemos estética, solo atendemos a las necesidades, no venderemos algo que un paciente no necesite ni ‘tunear’ la cara de los pacientes para que no parezcan ellos mismos. En mi clínica lo que transmitimos es mucha confianza y el paciente se siente muy cómodo con nosotros.

 

Noticias relacionadas