Marcos ‘EL MATADOR’ Márquez goleará para el Salamanca

ACUERDO. Firma por tres años con opción a un cuarto
T. S. H.

Marcos Márquez Lebrero es nuevo jugador de la Unión Deportiva Salamanca. Por fin, y después de varios días de espera, el club pudo confirmar lo que era un secreto a voces: su principio de acuerdo con el delantero sevillano que hoy firmará y será presentado como futbolista del conjunto salmantino. El acuerdo aun no se había podido hacer público puesto que el jugador tenía que resolver su situación contractual con su anterior club y Marcos Márquez rescindió su contrato con la Unión Deportiva Las Palmas en la noche del pasado miércoles. A partir de ahí estaba todo hecho y tan sólo quedaba por comunicar la incorporación de uno de los futbolistas que se espera que se convierta en bandera de este nuevo proyecto.

Márquez, a quien entre los aficionados del Salamanca ya se le ha apodado durante la semana como el matador, firmará por la Unión para las tres próximas temporadas con opción a que esta relación se prolongue una cuarta campaña. Delantero de sobrado caché en Segunda División, sumaba cinco temporadas consecutivas en Las Palmas y previamente había pertenecido a las filas de Leganés, Ceuta, Córdoba, entre otros, donde siempre destacó por su capacidad goleadora. Pero sin duda fue en el conjunto canario donde más brillo alcanzó e incluso llegó a convertirse en el pichichi de Segunda. Si bien la temporada pasada no estuvo precisamente brillante en esa faceta goleadora, los números de sus anteriores campañas dejan bien a las claras que es un futbolista capaz de ver puerta con facilidad –temporada 08-09, 21 goles; temporada 07-08, 15 goles; temporada 06-07, 21 goles...

En el Salamanca se unirá a Miguel Linares como delantero referencia y con su fichaje la dirección deportiva se asegura la que era su primera opción, a diferencia de la temporada pasada cuando Makukula dio la espantada a última hora. Además con esta incorporación está a un paso de cerrar la plantilla ya que de hecho, y a falta de que llegue el boliviano Samuel Galindo, la única que resta es la de un mediocentro de carácter ofensivo.

En este caso, como en el de Márquez, desde el Salamanca se opta por la prudencia y la paciencia. El objetivo está claro: Mario Rosas, pero también la certeza de que el Real Murcia no lo pondrá fácil. Todo queda a expensas de que el futbolista pueda acordar su salida porque entre el jugador y el club salmantino las posturas están tan cercanas como lo han estado con Marcos Márquez durante todo este tiempo.