Marcelino Maté continuará al frente del fútbol castellano y leonés

El fútbol de Castilla y León ha elegido al burgalés Marcelino S. Maté Martínez como su presidente para el periodo olímpico 2012/2016

Los miembros de la Asamblea del fútbol regional -representantes de clubes, árbitros, entrenadores y futbolistas de toda la Comunidad - han refrendado con su voto la labor del directivo al frente del ente regional. Marcelino Maté ha obtenido 82 votos de los 84 asambleístas presentes, dos han sido en blanco. Maté Martínez presentó junto a su candidatura ante la Junta Electoral 97 avales
de 99 posibles.

La Federación de Castilla y León de Fútbol también ha elegido su Comisión Delegada compuesta por los siguientes miembros:

Clubes: CD Villabalter - Ricardo Fernández Oblanca. CD Numancia de Soria - Víctor Martín Ortega. CD Arces - Jesús Manuel Heredia Ortiz. CD Benavente - Domingo Corral González. CF Briviesca - Roberto González Izquierdo.

Futbolistas:
Mercedes Gómez Jiménez. David González Alonso.

Árbitro:
Félix Sánchez Marcos.

Entrenador:
Mariano V. Castrillo Bernal.

Tanto el presidente como la Comisión Delegada han sido proclamados de manera provisional. La proclamación defi ntiva se hará efectiva el 2 de marzo y la toma de posesión el día 21 del mismo
mes.

Quinta legislatura trabajando por el fútbol de Castilla y León: 2012/2016
Marcelino S. Maté Martínez accedió a la presidencia de la Federación de Castilla y León de Fútbol en el año 1996, tras ocho años como vicepresidente en el equipo de trabajo del presidente Mario Luis Morán Flórez, hoy presidente de honor de esta casa. Anteriormente estuvo vinculado a la delegación provincial de Burgos, su lugar de origen, como colaborador y secretario, no dejando nunca, ni a día de hoy, su trabajo como funcionario civil del Ministerio de Defensa.

Durante estos 16 años, el fútbol de Castilla y León ha experimentado numerosos y sustanciales cambios. Los propiamente cuantitativos, llegando a alcanzar la cifra de dos millares y medio de equipos afi liados, duplicando el número de sus árbitros colegiados y alcanzando las casi 40.000 licencias en la Federación de Castilla y León de Fútbol; hasta los económicos, con un presupuesto de casi tres millones y medio de euros y una sede social de tres mil metros cuadrados, al servicio del fútbol castellano y leonés y propiedad de éste.