Mapa del gas en España: las claves para entender qué tiene que ver con la subida de la luz
Cyl dots mini

Mapa del gas en España: las claves para entender qué tiene que ver con la subida de la luz

España es un país dependiente en gas, que llega fundamentalmente de Argelia, frente al suministro europeo principalmente de Rusia. Su coste y cierta inestabilidad política en el magreb han aumentado los precios finales y arrastrado al mercado energético.

En el marco de la escalada del precio de la luz, el jueves 16 de septiembre de 2021 entra en vigor el Real Decreto-ley para rebajar el precio de la factura y que obligará a las compañías eléctricas a devolver parte de los beneficios extraordinarios que obtienen al repercutir sobre las centrales de generación de electricidad los costes de gas que no soportan, un importe que el Ejecutivo estima en 2.600 millones de euros.

 

La minoración de los denominados 'beneficios caídos del cuelo' no será permanente, sino que solo se mantendrá hasta marzo de 2022, momento en el que el Gobierno espera que concluya el actual 'rally' en el precio del gas. Esta ha sido su evolución.

 

 

 

La subida del precio del gas y el encarecimiento de los derechos de emisión de dióxido de carbono (CO2) son dos de los elementos que, según los especialistas suelen señalar, se encuentran detrás del incremento reflejado en la factura de la luz. Así está sucediendo también en otros países del continente europeo, pero los efectos se están notando de forma diferente según el país debido a las características de cada mercado energético. Aquí se recogen algunos datos para conocer, específicamente, las características del mercado del gas español.

 

España, país dependiente en gas

En España las existencias de gas se sitúaron en 24.421 gigavatios hora (GWh) a julio de 2021, una cifra inferior al mismo mes de 2020 (39.183) e incluso 2019 (36.655). Así lo revelan las estadísticas de la Corporación De Reservas Estrategicas De Productos Petrolíferos (CORES). En España antes convivían el consumo de gas en el mercado liberalizado y el mercado regulado. Este último desapareció en junio de 2008.

 

España es un país fuertemente dependiente de la importación de gas. El 46,9% se importa a través de gasoducto, y el 53,1% restante como Gas Natural Licuado (GNL). Los puntos de entrada donde más entra el gas están conectados con el norte de África, en concreto con Marruecos desde Cádiz (Magreb-Europa) y con Argelia desde Almería (Medgaz).

 

Argelia es el principal país proveedor de gas natural para España, buena parte del cual era transportado hasta ahora vía Marruecos, a través del gasoducto Magreb-Europa. Sin embargo, a raíz de la ruptura de relaciones entre los dos países vecinos anunciada por Argel el pasado 24 de agosto, el Gobierno argelino desveló que ahora el suministro se haría a través del gasoducto Medgaz, que une al país norteafricano con España. En este contexto, el ministro de Exteriores español viajó a Argelia en septiembre para asegurar el suministro de gas desde este país. 

 

Por otro lado, España también produce gas, ya que tiene algunos yacimientos en su geografía. Entre los años ochenta y los años noventa, el yacimiento cantábrico de la Gaviota, hoy agotado y convertido en reserva, llegó a incrementar notablemente la producción de gas. España también exporta gas, aunque muy lejos de la cantidad de los países donde lo importa. La mayor cantidad que exportó en la última década fue en el año 2014.

Comentarios

Fran 04/10/2021 18:14 #1
El 97 por ciento de la energia esta producida por las hidraulicas,solares, eolicas etc, menos el 3 por ciento que lo meten de gas. El problema es que luego facturan el cien por cien a precio de gas. Hay que pagar a asesores , expresidentes, exvicepresidentes etc

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: