Mañueco y Silván se ofrecieron la 'rendición' pero ninguno dio su brazo a torcer

Mañueco, junto a la sede del PP en Salamanca (Foto: De la Peña)

Los dos candidatos a presidir el PP de Castilla y León se ofrecierion mutuamente retirar candidatura e integrarse como secretarios generales en la del rival: los dos declinaron. Pacto para entregar un número similar de avales, entre 150 y 200.

El secretario general del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha desvelado que tanto él como el otro candidato a la presidencia regional de los populares, Antonio Silván, se ofrecieron mutuamente un pacto: integrarse en la candidatura del rival como secretarios generales y zanjar la lucha por la presidencia. Por supuesto, ambos declinaron la oferta.

 

Mañueco ha reconocido que Silván le ofreció ser su secretario general y retirar su candidatura a presidir el PP, y que él hizo lo propio. Ambos declinaron la oferta y se verán las caras, en primer término, el día 17 de marzo, jornada en la que están llamados los afiliados. Ese día, según sus afirmaciones, Mañueco cree poder finiquitar la contienda y salir ya candidato único.

 

En su negociación fallida, Silván y Mañueco pactaron entregar un número similar de avales, entre 150 y 200, según ha confirmado el salmantino; el motivo es que no querían llevar la competencia a este trámite que sirve sólo para confirmar la candidatura (basta con el mínimo de 90).

Noticias relacionadas