Mañueco y la oposición: la hora del primer debate 'mano a mano'

Foto: De la Peña

El alcalde se atreve a un debate en el que deberá replicar a los portavoces de la oposición, un 'cara a cara' que evitó el año pasado.

A la segunda ha ido la vencida y, por fin, el novedoso debate del estado de la ciudad va a ser lo que debe: un 'cara a cara' entre el alcalde y los portavoces del resto de los grupos. Ya debió serlo el año pasado en el estreno, pero Fernández Mañueco se parapetó detrás de un formato en el que sólo tuvo que leer un discurso y dejar que el portavoz de su grupo, Fernando Rodríguez, se encargara de las réplicas: la oposición se dirigió al alcalde, pero no obtuvo ninguna respuesta. De hecho, este es el primer debate entre el alcalde y los partidos de la oposición: sólo hubo un debate con Cabero cuando era el candidato.

 

Esta vez será diferente, aunque el motivo es una incógnita. Es evidente que el alcalde está inmerso ya en una campaña para darse a conocer como paso primero para aspirar a la presidencia de la Junta, y quizás por eso se ha mostrado dispuesto a hacer lo que el año pasado negó. Este viernes, el formato le obligará no sólo a una primera intervención/discurso, sino también a responder a lo que le digan los portavoces de PSOE, C's y Ganemos: tiempo para comprobar si tiene o no cintura para replicar.

 

Sobre la mesa, los avances del último año, o la falta de ellos que defienden al menos dos de los grupos de la oposición. Habrá que ver qué le dice su apoyo en el gobierno, Ciudadanos, con el que ya ha firmado no sólo las ordenanzas fiscales de este, sino también las del año que viene y un principio de acuerdo para los presupuestos de 2018 y 2019: un fin de legislatura plácido para dedicarse a la campaña autonómica.

 

Seguro que PSOE y Ganemos van a ser menos complacientes. La ineficacia de las políticas de empleo, el escándalo de la gestión privatizada de las grandes inversiones municipales (piscinas, Aldehuela, Multiusos), la falta real de diálogo más allá de la adhesión a las propuestas del PP, la actualización de los impuestos, la 'no bajada' del IBI hasta el año electoral... Material no falta. Entre lo fundamental del análisis del último año, que los cuatro pactos que prometió en el último debate del estado de la ciudad están prácticamente inéditos.

 

Y el alcalde, ¿qué va a ofrecer? Será difícil que se aparte de su costumbre de presumir de gestión: es decir, de la inversión en obras. Los millones para los aparcamientos innecesarios de La Aldehuela, el arranque del Victoria Adrados con dos años de retraso, la reforma del Multiusos para entregarlo a una empresa privada... Por no olvidarse de frentes tan complicados como la 'solución' para El Corte Inglés o la situación del ilegal hotel Corona Sol. No faltará el listado de medidas tomadas y el anuncio de alguna medida para el futuro.