Mañueco tacha de electoralista que la 'marea blanca' proteste por el cierre de camas en el Hospital

El alcalde Alfonso Fernández Mañueco, durante su intervención.

El alcalde carga contra los colectivos que reivindican mejoras en el Hospital de Salamanca por elegir el momento previo a las elecciones. La protesta llega ahora porque es sobre el cierre de camas en verano.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha aprovechado una convocatoria improvisada para criticar la celebración esta mañana de una concentración a las puertas del Hospital de Salamanca, convocada por las denominadas 'mareas blancas' por la sanidad pública, que protestan por el cierre de camas este verano. "Nos parece ya harto sospechoso que se produzcan este tipo de concentraciones, de mareas y manifestaciones en períodos electorales o preelectorales", ha dicho.

 

"Yo en esto, desde el respeto profundo a quien quiere manifestarse, como alcalde de Salamanca desde el primer día que fui alcalde estoy trabajando por la senidad pública, por un nuevo hospital y por mejorar las condiciones del hospital antiguo, mejorar las condiciones de los profesionales, por el reconocimiento a su labor, y sobre todo por un compromiso claro por la sanidad pública", en Salamanca, Castilla y León y España, ha dicho el alcalde.

 

Y aquí es donde ha manifestado su crítica. "Mi compromiso es 365 días al año, mi compromiso ha sido antes de la campaña electoral y después de la campaña, y cuando estas personas vuelvan a desaparecer seguirá existiendo ese compromiso con la garantía pública de la sanidad", ha asegurado. "Nos parece ya harto sospechoso que se produzcan este tipo de concentraciones, de mareas y manifestaciones cuando estas en períodos electorales o preelectorales", ha dicho el alcalde que considera que "el momento tiene un tinte más político, electoral que de interés público de la sanidad de Salamanca".

 

Las plataformas detrás de la convocatoria han decidido protestar ahora por el cierre de camas este verano en el Hospital, una práctica habitual cada verano y que reduce la capacidad hospitalaria del complejo salmantino. Entienden que es ahora, cuando se va a producir el cierre de camas, cuando hay que reivindicarlo y han anunciado que no volverán a manifestarse hasta después de las elecciones.