Mañueco suelta 'lastre' en el pleno: Impuestos, obra del vial, caso 'piscinas', Corte Inglés...
Cyl dots mini

Mañueco suelta 'lastre' en el pleno: Impuestos, obra del vial, caso 'piscinas', Corte Inglés...

Alfonso Fernández Mañueco, en el pleno del Ayuntamiento de Salamanca. Foto: EP

El alcalde se quita de encima algunos asuntos enquistados en la recta final de su mandato. Algunos los resuelve en falso, como el caso 'Corte Inglés', que augura pleito: un problema para el siguiente.

Alfonso Fernández Mañueco abandonará pronto la alcaldía para convertirse en candidato del PP a la Junta a tiempo completo. En cuestión de días o semanas, será ratificado de nuevo como número uno de la lista y después lo escenificará una convención ad hoc en Salamanca, prevista para noviembre. Así que está ya de salida. Quedó claro en el pleno extraordinario de este viernes, que por mor de las coincidencias sirvió también para resolver algunos asuntos enquistados de su gestión reciente (y no tan reciente) con soluciones que, en algunos casos, no lo son tanto, pero a los que se da 'carpetazo' para soltar lastre ahora. Así quedan los asuntos 'resueltos' este viernes.

 

 

Caso 'Corte Inglés'

 

Es el ejemplo más claro de problema sin resolver para el que no se ha querido esperar más. La denominada 'solución Mañueco' a las ilegalidades del sector 37 ha salido adelante este viernes después de casi dos años. La opción pasó una primera aprobación en pleno en febrero de este año, pero fue nada menos que en noviembre de 2016, hace casi dos años, que el alcalde puso sobre la mesa su propuesta para resolver el embrollo urbanístico causado por los gobiernos del PP: recalificar un solar del Ministerio de Defensa frente a El Corte Ingés y sumar sus 14.000 metros al sector para igualar aprovechamientos.

 

Casi desde el principio se supo que la solución iba a ser problemática, y el Ayuntamiento tiene claro ahora que se va a tener que enfrentar con un rival de cuidado: el Ministerio de Defensa, representado por la Abogacía del Estado. El ministerio se niega a un cambio que calificación que reduce el valor de este solar de su propiedad, y ha pedido 14,4 millones de euros. La petición se ha desestimado por el consistorio y el asunto va directo a convertirse en pleito.

 

 

Caso piscinas

 

Este viernes, de nuevo, se ha refrendado la reclamación a Eulen, antigua concesionaria de las piscinas municipales, para que pague una compensación de 1,2 millones de euros por no haber hecho el mantenimiento obligatorio en las instalaciones. El proceso data de hace tres años y todavía no se ha logrado cobrar porque el Ayuntamiento de Salamanca se dejó pasar los plazos y ha tenido que volver a empezar la reclamación. Habrá que ver si esta vez llega a buen puerto.

 

 

Obra del vial del Hospital

 

El lío más reciente del equipo de Gobierno del PP, y que ha ocultado mientras ha podido a los grupos de la oposición. Hace días que nos enteramos que la empresa adjudicataria no había empezado la obra tres meses y medio después de firmar el contrato. El motivo, que se había descolgado con un nuevo plan de trabajo que incluía un plazo de cinco meses más y 700.000 euros extra en un modificado de obra. Este viernes se ha aprobado dar un ultimátum a la empresa para que inicie la obra inmediatamente; veremos si finalmente no lo hace ante la amenaza de romper el contrato. En todo caso, el retraso ya no lo evita nadie: el nuevo acceso tenía que haber estado listo en junio de 2019 y, al menos hasta marzo, no habrá nueva empresa si como parece hay que licitar la obra de nuevo.

 

 

Ordenanzas fiscales

 

Ha sido, casi, la única cuestión 'pacífica' del pleno. Es el primer trámite para aprobar los impuestos, tasas y tarifas municipales para 2019, que son de sobra conocidas y que llegaban al máximo órgano municipal tras los consabidos dictámenes en comisión informativa. El único y reiterado cambio es la rebaja del 5% en el recibo del IBI, que PP y Cs calculan ahorrará 30 euros de media a los salmantinos, y que PSOE y Ganemos rebajan a 15 por recibo. Lo demás se resume en congelación de los grandes impuestos, ya en máximos, y subida de precios como la zona azul, la grúa o el agua por segundo año consecutivo. Ahora toca presentar alegaciones.