Mañueco sube la carga fiscal en Salamanca aprovechando el primer IPC positivo de la legislatura

El PP atribuye la subida de tasas y precios municipales a la simple actualización de precios al IPC que no se actualizaron cuando el índice de precios ha estado toda la legislatura en negativo.

El PP ha sacado adelante su propuesta de ordenanzas fiscales para 2018 con la subida de varias tasas y precios públicos, y la promesa de bajar el IBI en el electoral año 2019. Para ello, ha contado con la cooperación de Ciudadanos, que se ha abstenido en el primer trámite y ha permitido que el equipo de Gobierno tenga más votos a favor que en contra en todas las ordenanzas que se modifican; Ganemos se ha opuesto a las ordenanzas con subidas y el PSOE se ha abstenido, pero ha anunciado alegaciones en el período de exposición pública. El resultado es que varias pasan el primer trámite para su inminente aumento y los salmantinos pagarán más caros algunos precios públicos el año que viene.

 

En concreto, se suben un 0,9% precios como los del agua, la zona azul y la tarjeta de residentes, la grúa, los puestos del Mercado Central, los precios del centro de transportes o la piscina del Helmántico. Ese aumento corresponde con la actualización al IPC, correspondiente al aumento experimentado entre los meses de mayo de 2015 y mayo de 2017. "Podía haberse utilizado no el mes de mayo, sino el de junio, que hubiera supuesto una subida menor, el 0,7%: no han escogido el mes de referencia que más beneficiaba a los salmantinos, y lo saben", ha criticado el portavoz del PSOE, José Luis Mateos.

 

Según el equipo de Gobierno, para el año 2018 se congelarán, con carácter general, todos los tributos, precios públicos y tarifas, salvo aquellos que deben ser actualizados al IPC por la obligatoriedad derivada de algunos contratos municipales para el año 2018. Y el 'gancho' del acuerdo entre PP y C's es la bajada del IBI, de un 5% (15-18 euros de media por recibo), pero queda para 2019.

 

Sin embargo, el PP se comprometió a no subir impuestos en toda la legislatura, aunque ahora alega que lo que se hace es una mera actualización al IPC. Sin embargo, el equipo de Gobierno ha recurrido por primera vez en esta legislatura a esta actualización de precios, cuando durante años el índice de precios al consumo se había mantenido en tasas negativas, pero nunca llegó a aplicarse; de haberlo hecho, estos mismos precios tendrían que haber bajado. En 2014, el Ayuntamiento actualizó por 1,7% los precios cuando el IPC subió débilmente, 0,4 puntos.

 

El IPC interanual de Salamanca a mes de mayo en Salamanca fue de 0,4% en 2014, -0,8% en 2015, -1,4% en 2016 y ha subido al 2,1% en mayo de este año; y el IPC de referencia para aplicar en estas actualizaciones se quedaba, según el PSOE, -0,4% en 2016 y -0,8% en 2017 . Así que este es el primer año de la legislatura en el que se aplica la actualización de precios al IPC, y el primero en positivo: no se hizo antes cuando estaba en negativo. "Ustedes sólo actualizan cuando toca subida", ha criticado el PSOE.

Noticias relacionadas