Mañueco somete su credibilidad al examen de la oposición

Alfonso Fernández Mañueco, alcalde de Salamanca y presidente del PP de Castilla y León.

Fernández Mañueco tendrá que intervenir en un pleno extraordinario para dar las explicaciones que no quiso dar el día que se le implicó en la 'operación Lezo'. Por el día y la hora y el formato de su comparecencia, será difícil que las explicaciones sean satisfactorias.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha tenido que aceptar un examen poco frecuente al que ninguno de sus antecesores se ha tenido que someter: el de un pleno extraordinario para pedirle explicaciones. Lo hace más de una semana después de saltar la noticia que le vincula a una conocida trama de corrupción, semana que ha desaparecido de los actos en Salamanca. El examen se antoja sin preguntas, ya que el alcalde va a intentar evitar la confrontación directa con los portavoces de la oposición, que también se examinan: pidieron explicaciones que no se les han dado y deberán decidir hasta dónde lo van a tolerar.

 

Eso sí, la gran duda es si realmente llegará a ofrecer respuestas y arrojará algo de luz sobre su presunta implicación en un feo asunto en el que su nombre sale ligado al de Ignacio González, sus negocios y la concesión 'apalabrada' de la gestión de las escuelas infantiles municipales. Unas explicaciones que el alcalde ha trasladado a un día y una hora, viernes a las 17.00 horas antes de un puente festivo, que (a nadie se le escapa) pretende se pierdan o tengan poca trascendencia.

 

El alcalde y el grupo popular han tratado de centrar la cuestión en el contrato de las guarderías, y para ser más exactos, en el hecho de que no se han concedido y que las empresas de los señalados en la 'operación Lezo' no se han presentado. Por ahí pretende pisar terreno seguro el alcalde, porque la realidad es que el actual proceso está en marcha y sigue sin presentarse ninguna empresa, pero sería insólito que las señaladas lo hagan estando sus resposables en la cárcel o imputados.

 

Sin embargo, no es esa la cuestión por la que los grupos de la oposición le han obligado a convocar un poco habitual pleno extraordinario. Al alcalde se le cita en estas conversaciones como protagonista de una supuesta reunión para 'apalabrar' la concesión de las guarderías; siempre según las investigaciones y los implicados en la trama, se habría reunido con una de las socias de Ignacio González y su mujer para prometerle la concesión. El expresidente de Madrid estaba, a fecha de las escuchas (noviembre de 2016) extrañamente bien informado sobre el hecho de que salía a concurso este contrato de 4,8 millones.

 

Sobre esto, poco o nada ha dicho el alcalde. En su comunicado, deslizó no tener relación con González, se ató a la citada no concesión de contratos y dijo no conocer a la empresaria implicada más que de un encuentro con empresarios. Ni una palabra para aclarar si hubo o no reunión, y ni un movimiento para negarlo todo y denunciar a los protagonistas de la conversación. Por lo tanto, una justificación muy escasa para la gravedad de la situación: verse en boca de corruptos de este calibre exige mucho más de un presidente regional del PP que, además, es el responsable del órgano que juzga la ejemplaridad de los populares.

 

Este viernes, tendrá que responder a una serie de preguntas que se resumen en las que ha planteado TRIBUNA. Sin embargo, no parece seguro que lo haga, ni por el fondo ni por las formas. Está prevista una primera intervención o información de alcaldía, a la que seguirán las interpelaciones de todos los grupos, los de la oposición y el grupo popular que sustenta a Mañueco. 

 

A partir de ahí, todo son dudas. No se sabe si Mañueco se ceñirá a los términos del comunicado que hizo hace unos días. Y ante todo, no se sabe si responderá a lo que le planteen los portavoces de la oposición o si se esconderá detrás de Fernando Rodríguez. Si lo hace así, sería una manera particular de dar explicaciones sobre un tema que le afecta a él directamente y sobre el que acabaría respondiendo su portavoz, el mismo que locutó su comunicado en un audio remitido a los medios... mientras el alcalde huía de toda comparecencia. Si repite táctica y pone a Rodríguez como parapeto en vez de responde con explicaciones, la comparecencia sólo habrá servido para sembrar más dudas.

Noticias relacionadas