Mañueco sólo ha ejecutado uno de cada cinco euros en inversiones pasada la mitad del ejercicio

Obras rampa hospital (Foto: T. Navarro)

La partida de inversiones está al 18% con sólo 3,8 millones gastados y otros 16 pendientes a falta de menos de seis meses. Es habitual que el Ayuntamiento deje este capítulo a medias a pesar de que es una partida clave.

La ejecucición presupuestaria de 2017 tiene un claro damnificado a estas alturas de año: la inversión. El capítulo estrella del equipo de Gobierno, aquel con el que el Ayuntamiento de Salamanca más suele presumir, se encuentra en un estadio casi inicial porque no se ha gastado más que una pequeña cantidad de lo comprometido. Así lo ha denunciado Ganemos Salamanca esta mañana, en su examen a la ejecución presupuestaria, la auténtica prueba de fuego de los presupuestos.

 

Según ha desgranado el grupo municipal, y como se puede ver en los datos sobre ejecución del propio Ayuntamiento, pasada la mitad del año sólo se ha ejecutado un 18,37% de la partida de inversiones, es decir, ni uno de cada cinco euros comprometidos. La partida supera los 19,8 millones de euros de los cuales sólo se han comprometido 7 millones y están reconocidas como obligaciones, y por lo tanto ya son inversiones seguras, 3,8 millones. El resto, más de 16 millones de euros, espera su turno.

 

"Hay mucho quita y pon y poca ejecución de las inversiones", ha dicho el concejal Gabriel Risco, que cree que "al concejal de Hacienda se le olvida la ciudad". "El equipo de Gobierno del PP no es capaz de ejecutar ni el 20% de las inversiones, aquello de lo que más presume", ha lamentado.

 

Con menos de seis meses por delante, el equipo de Fernández Mañueco lo va a tener difícil para ejecutar todas las inversiones prometidas, aunque esto ya es algo habitual. El año pasado, y con cifras ya cerradas de 2016, se quedó sin ejecutar un 30% de lo previsto, más de 4,3 millones de euros. Estas cifras engrosan después los anuncios de aumento de gasto en inversiones que, como se ve, muchas veces se quedan en el tintero engrosando el superávit que también se anuncia convenientemente.

 

Risco dijo que el único apartado cuyo ritmo cumple lo previsto es el destinado a los gastos corrientes, que permiten el normal funcionamiento de la institución y que, según el concejal, evitan que éste colapse. En este apartado están las nóminas y cotizaciones sociales de los empleados, los suministros y el pago a las empresas concesionarias y proveedores. Es el pago del día a día del consistorio. Sin embargo, el apartado dedicado a las grandes inversiones, donde las cifras son más elevadas, no llega al 20% de ejecución.

 

Risco también quiso recordar otro de los “agujeros” económicos para el Ayuntamiento: La Aldehuela. En el pasado pleno, la agrupación de electores ya denunció que el equipo de Gobierno “perdonara” 600.000 euros a la empresa privada que gestiona el parque municipal y gracias a la insistencia de su grupo tuvo que reconocer la existencia del problema y la apertura de expediente el respecto. Risco también recordó parte de una subvención que el Ayuntamiento no podrá recibir, unos 492.000 euros, que retuvo el Consejo Superior de Deportes (CSD) “dinero que ahora tendrá que salir de las arcas municipales”, aseguró.

 

 

CONDENAS A FAVOR DE TRABAJADORES

 

Virginia Carrera coincidió con su compañero a la hora de señalar “la pésima gestión económica del equipo de Gobierno y del Partido Popular. Queda claro que lo único que hace el PP con el dinero de la ciudadanía es despilfarrarlo”. Virginia Carrera citó dos varapalos judiciales, en el apartado de la gestión de recursos humanos, que le costarán al Ayuntamiento y a la “prepotencia del concejal de Hacienda” casi 100.000 euros: una sentencia, que obliga al Consistorio a pagar 41.000 euros por retirar unilateralmente retribuciones y funciones a un ingeniero de caminos y una indemnización de 49.500 euros a una trabajadora social, además de una condena judicial contra el Ayuntamiento por despido improcedente. “Con datos como estos cabe preguntarse para qué está el PP donde está y si no es mejor que otro tome las riendas del Ayuntamiento para encauzar el caos que han provocado”, dijo.