Mañueco sigue sin desvelar quién pagará su 'solución' para El Corte Inglés

Calle Víctimas del Terrorismo, donde robaron el portátil

El alcalde presenta a los grupos de la corporación su propuesta para devolver a la legalidad el centro comercial, sin licencias tras anularse todas las que le dio incorrectamente el Ayuntamiento. Insiste en adquirir el solar del ministerio de Defensa y construir equipamientos, pero no dice quién pagará la operación.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, sigue sin soltar prenda sobre la clave de su 'solución' para El Corte Inglés. En la esperada junta de gobierno de este lunes, día 15 de mayo, sobre la cuestión ha insistido en su propuesta, ya conocida, y que se resume en adquirir el solar de Defensa junto a la calle Víctimas del Terrorismo y hacer allí nuevos equipamientos. Pero no ha respondido a la pregunta clave: quién asumirá el coste de esta operación que alguien tendrá que pagar si se quiere llevar a cabo.

 

El equipo de Gobierno ha presentado al fin a la oposición el documento que plantea la tramitación de una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana para ese solar, propiedad del ministerio de Defensa, y pensado para construir vivienda y que pasaría a dotacional para incorporar nuevas dotaciones públicas al sector. En concreto, sedes para proyectos de investigación.

 

Este cambio de calificación supone que dicho solar, que en un principio se reservaba para la construcción de viviendas, se destina ahora para levantar edificaciones destinadas a la prestación de servicios públicos, entre los cuales ya se han apuntado edificios públicos destinados a emprendedores vinculados a la investigación y al conocimiento en la Universidad de Salamanca y a alojamientos protegidos para mayores y personas con discapacidad.

 

Hasta ahí, todo claro y ya conocido, porque no es la primera vez que el alcalde lo expresa, aunque esta vez sí ha aportado documentos. Pero no ha aclarado nada sobre el coste de esta operación. Si el Ayuntamiento prumueve la medida, tendrá que lograr la cesión o la venta del solar; y también afrontar el coste de los nuevos equipamientos. Pero no se especifica si comprará el terreno, si Defensa lo cederá, a cambio de qué en este caso, ni quién asumirá el coste y gestión de los nuevos edificios de los que la Universidad de Salamanca se ha desmarcado.

 

Así que Fernández Mañueco sigue sin mover ficha mientras ha pasado ya uno de los dos años de moratoria que le dio la Junta de Castilla y León para resolver la situación de ilegalidad en la que está el edificio de los grandes almacenes, y todo lo que acompañó hace diez años a esta operación. Hay que recordar que la justicia ha anulado de manera firme todas las licencias concedidas en su día y el convenio entre Ayuntamiento, centro comercial y ministerio por ser contrario al interés general. La clave, que se permitió construir 20.000 metros cuadrados de más sobre el máximo de edificabilidad.

Noticias relacionadas