Mañueco sigue protegiendo al Corona Sol más de un año después de que el pleno tumbara su legalización

Vistas del controvertido hotel Corona Sol

El equipo de Gobierno se niega a hacer valer la resolución judicial que anuló la licencia del hotel y hace caso omiso de la postura del pleno, que se negó a legalizar la situación.

El grupo Ganemos Salamanca ha vuelto a insistir en la necesidad de que el Ayuntamiento de Salamanca sancione a los propietarios del Hotel Corona Sol y les obligue a acatar la legalidad, toda vez que tienen anulada de manera definitiva la licencia de cambio de uso que permite mantener abierto el polémico edificio como establecimiento hotelero, cuando fue proyectado como residencial. El hotel lleva dos años y medio sin licencia y en todo este tiempo el equipo de Gobierno de Fernández Mañueco no ha hecho sino intentar agarrarse a los recursos de la propia empresas propietaria para sortear el cumplimiento de las sentenncias. Todo en medio de sospechas sobre las vinculaciones entre el PP y la propiedad del hotel.

 

En un nuevo escrito remitido este día 10 de mayo al primer teniente de alcalde, Carlos García Carbayo, se le exige "que ordene la inmediata apertura del correspondiente expediente para la restauración de la legalidad urbanística en el edificio en el que está el Hotel Corona Sol (...) e impulse su tramitación, así como el correspondiente expediente sancionador por la infracción cometida".

 

Para ello, Ganemos alude al pleno del pasado mes de febrero en el que la corporación, con los votos de la oposición y la negativa del PP, aprobó desestimar y no aprobar la modificación puntual del PGOU diseñada expresamente para intentar legalizar lo que las sentencias judiciales han dicho que es ilegal en el caso del polémico hotel. Una triquiñuela urbanística que la oposición rechazó pero que el PP sigue reivindicando, el clavo ardiendo al que se sigue atando, al margen de los recursos judiciales. Hace cerca de cuatro meses que los vecinos de AVEMUR se vieron en los juzgados con los responsables del equipo de Gobierno a los que exigen que expliquen por qué no cumplen la ley. La promotora del hotel se ha personado en el caso reclamando 1,5 millones por un posible cierre.

 

Por contra, el concejal Carlos García Carbayo ha criticado a la oposición precisamente por haber rechazado esa modificación a medida, que estaba elaborada por la propia empresa afectada, obviando que el principal favorecido era la empresa propietaria que incumple la ley con licencias anuladas. 

 

Además, se pide al Ayuntamiento que advierta a la propiedad del hotel que "en el supuesto se persistir en la inactividad o con actuaciones contrarias al cumplimiento del acuerdo plenario, ejerceremos en el plazo que estipula la norma procesal las acciones legales tendentes a la defensa de la legalidad y a la protección de los intereses generales de la ciudadanía.