Mañueco, señalado para hacer el 'paseíllo' en la Audiencia Nacional por el caso de las guarderías

La defensa de la dueña de las guarderías 'Mis Pollitos' quiere que el alcalde testifique con la idea de que refrende la versión de esta empresaria, que se declara inocente y engañada por Ignacio González. Fernández Mañueco ya tiene comprometida su declaración en la comisión de investigación municipal.

La estrategia de defensa de una de las imputadas en la 'operación Lezo' puede llevar a Alfonso Fernández Mañueco al banquillo de la Audiencia Nacional. Lo haría como testigo en una de las ramificaciones de este caso de corrupción, la que afecta al 'caso guarderías', un asunto en el que se mezclan acusaciones de una adjudicación opaca y las sospechas de que este negocio se usó para blanquear dinero. Un 'viaje', el de la Audiencia Nacional, poco agradable y que se sumaría a su presencia ya comprometida en la comisión especial de investigación abierta en el Ayuntamiento de Salamanca precisamente sobre la adjudicación del contrato de las guarderías municipales.

 

La petición para que el alcalde salmantino y presidente del PP de Castilla y León haga el 'paseíllo' camino de la Audiencia Nacional ha sido confirmada a este medio por la defensa de Pazos, tal y como se atestigua en el correspondiente escrito dirigido al juzgado central de instrucción número 6 que obra en poder de TRIBUNA de Salamanca. En el mismo escrito se solicita también la declaración de Enrique Sánchez Guijo, concejal del Ayuntamiento de Salamanca, al que también se cita en una de las conversaciones telefónicas intervenidas por la UCO para este caso.

 

De este modo, el caso de las guarderías amenaza con instalarse de manera definitiva, e imprevisible, en la agencia de Fernández Mañueco. A su presencia confirmada en la comisión municipal se puede sumar ahora una declaración en la Audiencia Nacional, palabras mayores. La declaración puede ser un problema grande o muy grande para Mañueco, pero también un pequeño respiro. Puede negarse a acudir y alimentar las dudas o presentarse en la Audiencia como testigo... y dar 'munición' a las sospechas y a rivales políticos. Al menos, si acude podrá volver a negar su participación, esta vez en sede judicial. Por eso la defensa de Pazos ha planteado esta estrategia: si Mañueco niega haber pactado nada con la imputada refrendará la versión de la empresaria y la pondrá un poco más cerca de ser exonerada.

 

 

La persona que pide la declaración de Fernández Mañueco es la propietaria del grupo 'Mis Pollitos' está imputada desde el principio en la causa y, ahora, se investiga también a su grupo, una cadena de guarderías que está en el origen de la 'operación Lezo'. Fue clave para descubrir los manejos del expresidente de Madrid, Ignacio González; el uso de dinero procedente de comisiones ilegales que él y su mujer habrían invertido en el negocio le habría descubierto, además de propiciar una pieza especial sobre blanqueo.

 

En esa pieza está citada Pazos, empresaria salmantina, socia de González, su mujer, Lourdes Cavero, y algunos familiares de estos en una sociedad dedicada a las escuelas infantiles. Según su defensa, que lleva el abogado salmantino Enrique Santiago, Pazos fue engañada por el matrimonio madrileño y está envuelta en este caso de corrupción porque González y Cavero hicieron sus aportaciones a la sociedad, Chickies, con dinero de 'mordidas' de la administración. La Audiencia estudia la procedencia de ese dinero con el que, según su defensa, Pazos no tiene nada que ver.

 

Con lo que sí puede tener que ver es con el intento de adjudicación del contrato de las guarderías infantiles del Ayuntamiento de Salamanca, al menos, según el principal imputado. En una grabación de la UCO a González, este confirmaba a su hermano, Pablo González, que el alcalde salmantino le había prometido a su socia, Carmen Pazos, la gestión de las guarderías, que iba a salir a concurso. Esto supuso la implicación de Fernández Mañueco en la 'operación Lezo' y un importante dolor de cabeza.

 

Desde entonces, el alcalde ha tenido que sacar una nota pública, primero, para acabar obligado a comparecer en un pleno extraordinario en el que no convenció a nadie y ha tenido que ver cómo constantes informaciones le apuntaban a él y su equipo: en una conversación grabada se hablaba también del concejal Enrique Sánchez-Guijo, en su declaración en la Audiencia Nacional la mujer de González reconoció que había visitado las escuelas infantiles en Salamanca antes que ninguna otra empresa... Entre las preguntas recurrentes, si el alcalde ha mantenido alguna reunión con esta empresaria, extremo que Fernández Mañueco ha negado.