Mañueco se ofrece "personalmente" para derribar la tapia del Patio Chico de la catedral

El alcalde anticipa una foto pura y dura de campaña, el próximo mes de abril, a un año vista de las elecciones.

El esperado arreglo del solar que afea desde hace décadas el Patio Chico de la catedral va a ser realidad en poco tiempo. En cuestión de meses, la cochambrosa tapia será historia, igual que el interior que 'guarda', lleno de maleza y suciedad. En su lugar, se ha proyectado un sencillo espacio con césped y una rampa-escalera con la modesta función de dejar todo el protagonismo a la fachada Sur. Las obras son muy sucintas, 152.000 euros de presupuesto pagados por la entidad Unicaja-Caja Duero. Pero van a tener una foto insólita.

 

Así lo ha anunciado el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, que ha anunciado una de las pocas fotos que le quedan a su  mandato: la suya trabajando en el derribo de la tapia. "Yo personalmente iré a derribar el muro perimetral", ha dicho el primer edil, al que, si cumple su promesa, veremos maza en mano y con el equipamiento de seguridad obligatorio (casco y chaleco). Lo primero es inédito, no lo segundo, porque ya le hemos visto en obras anteriormente.

 

Así que Mañueco se va a vestir de albañil para lo que será una foto de campaña pura y dura, algo más de un año por delante de la cita con las urnas autonómicas y municipales. Porque el comienzo de las obras está previsto para el mes de abril de 2018 y las elecciones son en mayo de 2019. Una buena excusa para ponerse el traje de campaña, aunque sea con casco.

Noticias relacionadas