Mañueco prepara el terreno para su salida con la marcha de su 'mano derecha' y algún cabo por atar
Cyl dots mini

Mañueco prepara el terreno para su salida con la marcha de su 'mano derecha' y algún cabo por atar

Mañueco, en el acto de inauguración del nuevo edificio del ayuntamiento de Guardo.

La renuncia de su jefe de gabinete en el Ayuntamiento, que se incorpora al comité de campaña del PP donde ya 'esperan' al candidato, un paso más para la despedida del alcalde.

La puesta en marcha de la precampaña de Fernández Mañueco para las autonómicas de Castilla y León toma velocidad. Y eso sólo hace que acercar la fecha en la que el todavía alcalde abandone el cargo, una decisión que anunció hace meses y que todavía no se ha hecho realidad. Los problemas de 'agenda' y calendario se han cruzado en las intenciones de Mañueco, aunque también hay 'flecos' de cierta importancia que tiene que resolver. Pero cada vez hay más indicios de que el día se acerca.

 

El último gesto es la marcha de su 'mano derecha' en el Ayuntamiento de Salamanca, el jefe de su gabinete de alcaldía. Se trata de Xavier Domínguez, periodista salmantino que le ha acompañado estos años en la alcaldía y que trabaje codo con codo con Mañueco desde su etapa como consejero. Fuera de cargos políticos, es probablemente el colaborador más directo que tiene. Su nombramiento como responsable directo de la campaña del candidato en el organigrama del comité electoral del PP para las autonómicas de 2019 ha supuesto su renuncia a su puesto en el Ayuntamiento salmantino, donde estaba a sueldo.

 

Domínguez abre el camino a la marcha de Fernández Mañueco, pero también evidencia que el alcalde está ya 100% en modo electoral, la tarea encomendada desde ya a su hasta ahora jefe de gabinete. Habrá que ver cuánto tarda el todavía alcalde en dar también el paso de irse a hacer campaña, para el que tiene que cerrar algunos 'flecos' de cierta importancia. Por supuesto, tendrá que designar a un alcalde suplente, preparar su propia renuncia y sacar adelante el nombramiento de su sustituto provisional. Pero hay una cuestión que no es menor: vivir lejos del cargo público remunerado.

 

Durante toda su carrera, Fernández Mañueco ha tenido siempre puestos institucionales remunerados, en ocasiones, por partida doble. Ahora mismo es alcalde y procurador en Cortes y cobra por ambos desempeños, aunque técnicamente está en régimen de dedicación exclusiva en el Ayuntamiento (y cobra por ello 64.000 euros al año) y no podría recibir otra remuneración: la del hemiciclo regional son 'dietas' por asistencia. Si deja el cargo de alcalde, dejará de cobrar el sueldo que lleva aparejado. Si el partido le pone un sueldo, queda arreglado, pero habría que ver por cuánto tiempo.

 

Mientras tanto, Mañueco está ya en modo precampaña. Esta misma semana, se ha ausentado de la reunión de la Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Salamanca sin explicaciones para acudir a la misma hora en Guardo a un acto sin relación alguna con sus cargos institucionales. Allí fue retratado por medios, e incluso por el área de prensa de la Junta, en compañía de un consejero que era el encargado del acto central, inaugurar un auditorio y el nuevo Ayuntamiento de la localidad palentina. Hizo sus declaraciones y luego cogió sitio en las consabidas fotos.

 

También esta semana ha abierto oficialmente sus actos electorales con un mitin de consumo interno al término del comité ejecutivo regional, en Valladolid. Allí ha hecho un esbozo de su programa con las primeras promesas: rebajar tasas universitarias (lo que ya está haciendo la Junta), unidades de radioterapia, eliminar el polémico impuesto a las hipotecas. Y sólo le faltó hablar de cuándo se celebrará el esperado congreso regional (previsto para noviembre) y, por supuesto, sobre la fecha para dejar de ser alcalde.

Noticias relacionadas