Mañueco "no contempla" que no se haga el parking de Garrido pese a las protestas

El alcalde, en la presentación del proyecto del nuevo parque de Garrido en octubre de 2014

El alcalde asegura que "es un supuesto que no contemplamos, se va a hacer este parking" al tiempo que anuncia un mecanismo para recoger las sugerencias de los vecinos. El nuevo parque tendrá dos zonas infantiles, los mismos 185 árboles, una fuente lúdica y se espera tenerlo terminado en el primer semestre de 2015.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha dado por sentado que el parking de Garrido se va a construir y que sobre el subterráneo se hará un nuevo parque, a pesar de las protestas de un grupo de vecinos que en las últimas semanas se han opuesto a la medida. Así lo ha asegurado en una comparecencia en la que ha dado a conocer los detalles del nuevo parque del que se hará cargo la empresa que va a hacer las 800 plazas del subterráneo.

 

"Es un supuesto que no contemplamos, se va a hacer este parking", ha dicho el alcalde a preguntas de los periodistas sobre la posibilidad de que el subterráneo no salga adelante por no llegar a un número mínimo de ventas. Fernández Mañueco ha vinculado la ejecución del nuevo parque al avance del subterráneo, y ha dado una fecha de referencia, primer semestre de 2015, para que sea una realidad todo o parte del proyecto. De este modo, ha cerrado la puerta a un nuevo revés en materia de construcción de parking, una de las políticas recurrentes de los últimos años y que ha sufrido no pocos contratiempos.

 

Fernández Mañueco se ha mostrado tajante y ha descartado totalmente que no se construya este nuevo parking. Esta es una posibilidad que existía no tanto por las protestas que está protagonizando un grupo de vecinos, sino por las necesidades de la propia empresa promotora. La adjudicataria del subterráneo ha iniciado los preparativos para la obra desde hace semanas, pero está pendiente de conseguir un número suficiente de ventas. Según fuentes consultadas, actualmente habrían vendido cerca de un centenar de espacios de los 800 de que dispondrá el subterráneo.

 

En la anterior ocasión en la que se licitó la construcción de un parking en la plaza de Garrido, la empresa adjudicataria renunció a llevarlo a cabo porque no había vendido un número mínimo de plazas. Como ahora, no haber vendido un número suficiente hacía inviable el proyecto. El actual intento tendría unos costes que rondarían los 3,5 millones de euros entre canon (unos 500.000), construcción del parque (900.000) y del subterráneo (1,5 a 2 millones). Las plazas parten de los 14.000 euros (más IVA).

 

El Ayuntamiento no parece dispuesto a que la construcción de un parking en la ciudad vuelva a torcerse. Ya pasó en su día con el primer intento en Garrido y también con el proyectado en el pasaeo de San Antonio, y el último caso es el de Comuneros-La Alamedilla, al que Fernández Mañueco no ha renunciado explícitamente, pero que parece neutralizado con la reforma del parque de La Alamedilla y la conversión en aparcamiento gratuito del solar de la calle La Radio, una actuación esta última que resolvería las necesidades de estacionamiento en la zona.

Noticias relacionadas