Mañueco no admite la derrota y confunde el mensaje de cambio de los ciudadanos

Mañueco, Cirac e Iglesias con cara de circunstancias (Foto: Alba Villar)
Ver album

Alfonso Fernández Mañueco no ha querido reconocer el batacazo electoral que ha sufrido y se ha escudado en que el PP es la fuerza más votada para reclamar el gobierno. Iglesias se atreve a hablar de éxito. 

Caras de circunstancias y negación de la derrota. Los dirigentes del Partido Popular de Salamanca han demostrado nula capacidad de autocrítica en su primera valoración sobre la jornada electoral de la capital y la provincia. Mientras Fernández Mañueco se ha escudado en el número de votos obtenidos olvidando los seis concejales perdidos, Iglesias ha llegado a hablar de éxito en los resultados de la provincia. El acto, con un tono más fúnebre de lo que ha sido costumbre, ha contado con más primeros espadas que militantes de base.

 

Alfonso Fernández Mañueco comenzaba su comparecencia señalando que está "orgulloso más que nunca de estas siglas y estoy más orgulloso de personas como vosotros que nos habéis traído hasta aquí", señaló ante los presentes, que con cara de circunstancias atendían la intervención del alcalde y del presidente provincial del partido, Javier Iglesias.

 

La valoración de Alfonso Fernández Mañueco contrastaba con los resultados definitivos: “El Partido Popular ha ganado las elecciones en España, Castilla y León y Salamanca. Los votantes cuando hablan nunca se equivocan y han dejado un mensaje claro de pluralidad y que hagamos esfuerzo de diálogo”, señalaba.

 

pp iglesias mañueco cirac elecciones

 

MENSAJE MALINTERPRETADO

 

Fernández Mañueco quiere ser el que gobierne con este argumento: "Ha habido un mensaje claro para que asumamos el gobierno de Salamanca, hemos ganado con el 40 por ciento de los votos y somos, creo, la séptima capital de provincia en número de votos”. Sin embargo, ha dejado fuera otros números, como los seis concejales perdidos, 13.000 votos menos y 14 puntos de apoyo con respecto a las últimas elecciones.

 

El alcalde habla de lo que espera en el futuro, apuntando que va a ser lo mismo que en el pasado, malinterpretando el mensaje de cambio de los ciudadanos y prometiendo un diálogo que ha sido inexistente durante los últimos cuatro años. “Los ciudadanos nos están diciendo que gobernemos como hasta ahora, entre todos, que gobernemos para todos y que dejemos dentro de cuatro años una Salamanca mejor y es lo que vamos a hacer. El Partido Popular ha conseguido cerca 40 por ciento de los votos y 12 concejales, esto es un mensaje rotundo para que gobernemos desde el ayuntamiento y también gobernaremos con la mano tendida, que espero que acepten todas las fuerzas políticas”, ha asegurado.

 

Nada ha dicho de la irrupción de nuevas fuerzas que han aglutinado todo el voto que ha perdido el PP y que indican precisamente lo contrario de lo que apunta Fernández Mañueco: que una parte importante de los salmantinos quieren otra cara y otras siglas al frente del Ayuntamiento.

 

“El Partido Popular gana, ganamos además con claridad y nos piden que gobernemos desde la pluralidad, el diálogo y en los últimos cuatro años se ha gobernado de esa manera”, ha añadido, obviando que ha terminado la legislatura peleado con los funcionarios del Ayuntamiento y sus sindicatos, con los agentes de policía y bomberos, con la Cámara de Comercio, la patronal Confaes y la del comercio

 

JAVIER IGLESIAS, ENTUSIASMADO

 

El presidente del PP salmantino Javier Iglesias parecía entusiasmado con los resultados. "El Partido Popular de Salamanca vuelve a ganar las elecciones. Eso significa sin duda que el Partido Popular continúan siendo la opción preferida de las salmantinas y salmantinos y que vuelven a confiar en una gran fuerza política que es el Partido Popular".

 

"Vuelve a ser la opción salmantina ganamos en la mayoría de los municipios y vamos a estar a favor de los ciudadanos que son a los que nos debemos", ha insitido. Iglesias se ha dejado también en el tintero que han perdido muchos ayuntamientos entre aquellos donde el PSOE les arrebata el poder y otros en los que son la fuerza más votada, pero sin mayoría y con partidos que podrían unirse para sacarles del poder.

 

"Quiero agradecer la confianza de los miles de ciudadanos que nos han votado y agradecer el trabajo formidable de los candidatos a lo largo y ancho de la provincia. Gracias a ellos somos la fuerza preferida. Estoy convencido que vamos a dar muchas satisfacciones a las personas que nos han votado y los magníficos resultados que se han obtenido".