Mañueco limita el estado de la ciudad al listado de las medidas que ha tomado los dos últimos años

Alfonso Fernández Mañueco, en el último pleno del Ayuntamiento de Salamanca. Foto: De la Peña

El alcalde se limita a leer un discurso en el que resume todas las medidas que ha tomado, sin rastro de autocrítica y sin reconocer que ninguno de los cuatro pactos que ofreció hace un año ha tomado forma. Presume de gestión: "la ciudad de Salamanca está hoy mejor que cuando llegué como alcalde estos dos últimos años".

"Celebramos el segundo debate de la ciudad en el que daré cuenta de los dos años de gobierno", ha iniciado Fernández Mañueco que considera que el PP es "un factor de garantía" en la mejora de la ciudad y que lo han hecho con diálogo "porque la sociedad nos pidió un mayor pluralismo", "hemos dialogado con todos los que han querido". Aunque, en realidad, su internvención inicial ha sido un discurso leído (el grupo popular lo ha envitado casi al tiempo) casi sin levantar la vista.

 

Con todo, ha empezado desgranando el acuerdo con Ciudadanos que le ha asegurado una legislatura plácida. Un balance que ha empezado flojo y que no ha levantado el nivel, porque se ha limitado a una enumeración de algunas de las medidas tomadas no sólo en el último año, sino en lo que va de legislatura, sin novedad alguna y obviando cuestiones espinosas como el 'caso guarderías', El Corte Inglés o el Corona Sol que, seguramente, le sacarán los portavoces de la oposición.

 

Dice que ha acordado con el resto el pacto de la vivienda, sobre el que no ha habido ningún avance; un acuerdo en materia de accesibilidad; el plan de gestión de la ciudad vieja de Salamanca (que llevaba años pendiente); dos convocatorias de presupuestos participativos... ha desgranado sobre una gestión marcada por "la creación de oprotunidades, las políticas sociales, la calidad de los servicios públicos" manteniendo la identidad de la ciudad.

 

Ha empezado diciendo que "hemos trabajado para que las empresas se asienten en Salamanca" y que los jóvenes tengan oportunidades, y ha apuntado el reciente acuerdo con la Usal para ofrecer una primera oportunidad laboral a titulados. Asegura que han reforzado el apoyo a emprendedores y empresas, con una oficina que ahora asume la Cámara, y que ha atendido a 500 emprendedores y 560 empresas creadas en más de dos años. Ha añadido los nuevos proyectos-empresas en el espacio coworking que alquiló a la Cámara y que ha impulsado un plan integral de apoyo al comercio del que poco se sabe.

 

Ha sacado a colación el acuerdo con Fecyt para traer investigadores de fuera, el programa Millnials que ha facilitado la contratación de un centenar de jóvenes en Salamanca, muy lejos de lo previsto; y un plan formativo con prácticas con 1.500 plazas, pero que no se han agotado en ningún caso. Ha apuntado la inclusión de cláusulas sociales en los contratos municipales, iniciativa de la oposición, o la polémica compra de cinco naves para las empresas de economía social.

 

Ha señalado la apuesta por el turismo y la enseñanza del español como "motores clave" de la economía de Salamanca, con dos años por encima del millón de turistas y 30.000 estudiantes de español cada curso.

 

"La política social no es una cuestión de cifras sino de actitud", ha comentado con su habitual "para nosotros las personas son lo primero, no hemos dejado a nadie en la estacada" con el apoyo a las familias que tienen dificultades para pagar sus recibos de agua, luz o gas. El acuerdo con Cruz Roja para mantener su centro joven e impulsar el centro de emergencias sociales, igual que con Cáritas. Ha añadido 1.900 ayudas de material escolar, las ayudas por nacimiento o adopción, 400 plazas en las cuatro escuelas infantiles y 390 en las ludotecas municipales. Ha señalado también la teleasistencia o los servicios de atención y comida a domicilio.

 

En deporte ha destacado los juegos escolares y la apertura de la ciudad deportiva de La Aldehuela tras años de retraso en las obras, que dice usan más de 2.000 personas al día; las inversiones en piscinas, polémicas por la falta de mantenimiento de la empresa concesionaria.

 

"Salamanca puede presumir de tener un servicio de transporte público moderno, accesible, adaptado y con las tarifas más baratas", ha añadido el sistema que conseguirá reducir un 40% los reventones de tuberías, de los que se producen un centenar cada año. "Seguir construyendo una ciudad mejor para todos es otro hecho que ha marcado nuestra hoja de ruta. La ciudad de Salamanca está hoy mejor que cuando llegué como alcalde estos dos últimos años, y eso no es casualidad", ha dicho para introducir la inversión en obras de calles, plazas, equipamientos deportivos y en el patrimonio, con medio centenar de actuaciones para mejorar la accesibilidad, con los conocidos rebajes de bordillos y asfaltados, además del asfaltado de solares vacíos para convertirlos en aparcamientos.

 

Ha añadido las reformas de los parques de Jesuitas, Colón y Villar y Macías, entre otros, donde han aumentado el número de los aparatos de gimnasia para mayores... "Como ven numerosas actuaciones para construir una ciudad mejor para todos", ha dicho.

 

Para rematar la cuestión, ha dicho que ha reducido la deuda, pasando de deuda a déficit, que no se han subido los impuestos a pesar de que en muchos se han subido el IPC. "Vamos en la buena dirección" a pesar de que reconoce que han pagado 25 millones de deuda. "Este es el estado de la ciudad", ha dicho, reiterando que "somo un factor de estabilidad" y "un factor de garantía" para la mejora y modernización de la ciudad "desde la moderación, desde el diálogo, desde el acuerdo y desde el entendimiento. Estamos obligados a construir nuevas oportunidades especialmente para los jóvenes", ha rematado.

Noticias relacionadas