Mañueco incumple su promesa de crear suelo industrial y atraer empresas al fracasado Puerto Seco
Cyl dots mini

Mañueco incumple su promesa de crear suelo industrial y atraer empresas al fracasado Puerto Seco

Fernando Rodríguez y el alcalde Fernández Mañueco, en una visita a Zaldesa en abril de 2011.

El plan para promover suelo industrial a bajo precio en el Puerto Seco está totalmente paralizado un año después: no hay obras ni se ha gastado un euro pese a que se prometieron 56.000 metros.

Hace casi un año, en diciembre de 2017, con el año prácticamente acabado, el equipo de Gobierno del PP dio un vuelco a sus planes para el Puerto Seco, uno de esos proyectos fallidos que arrastra el Ayuntamiento de Salamanca desde hace años. El plan, crear una nueva zona industrial en el entorno del futuro nudo ferroviario de mercancías para ofrecer parcelas a bajo precio y que se instalaran nuevas empresas. Iba a costar 4,2 millones de euros de las arcas municipales y se iba a desarrollar de inmediato. Era la gran promesa de Mañueco para este 2018. Un año después, nada se sabe porque nada se ha hecho.

 

Así lo ha denunciado el portavoz del PSOE, José Luis Mateos, el grupo que hace un año se opuso a este grandilocuente plan que doce meses después no existe. El Ayuntamiento no ha cumplido sus propios planes para aportar esa importante cantidad, ya que ni en el propio 2017 ni durante 2018 ha hecho las aportaciones precisas. Los terrenos en el sector de Peña Alta son un baldío y, por descontado, no se ha iniciado ninguna obra de urbanización ni hay parcelas disponibles a pesar de los anuncios.

 

 

La idea era disponer de 56.000 metros cuadrados para comercializar suelo industrial a precios competitivos, la última propuesta de Fernández Mañueco para visualizar un proyecto sobre el que siempre ha habido dudas porque ha demorado su 'despegue', y buscar la instalación de empresas. Se iba a hacer de manera inmediata, incluso había un plan para hacer aportaciones en el período 2018-2020, incluso antes, pero lo último que se sabe es que los fondos previstos este año se van a gastar en otra cosa.

 

El principal problema es que, además, la promesa de Mañueco de suelo industrial barato, su única carta para demostrar que es capaz de generar actividad y empleo en la ciudad, se complica por momentos. A día de hoy no se ha firmado ningún tipo de acuerdo o convenio de los previstos con la otra administración implicada, la Junta de Castilla y León, que tiene que participar con otros 4,3 millones de un préstamo que dio a la sociedad que debía explotar el puerto seco, Zaldesa, y que se convertirían en acciones que la administración regional no quiere.

 

El proyecto apunta de nuevo a fracaso, como ya ha ocurrido con el desarrollo del Puerto Seco, el nudo ferroviario que debe servir para convertir Salamanca en punto privilegiado de paso de las mercancías que llegan del puerto de Leixoes hacia España. Hace 13 años que se habla de ello, pero no se ha hecho realidad. Zaldesa, la sociedad creada para explotarlo, ha acumulado deudas por 2,3 millones y un pasivo de más de 4 millones de euros. Y ha sido incapaz de conseguir fondos europeos para desarrollar el puerto seco: la Comisión Europea los ha negado porque la realidad es que no existe ni hay nada.

 

Ante esta situación, el PSOE ha vuelto a pedir la disolución de la sociedad, como ya hizo hace un año en el pleno en el que se decidió dar cuerda al último intento desesperado del Ayuntamiento por sacar rédito a este proyecto. Entonces, salió adelante con división de opiniones: PP y Cs a favor, PSOE y Ganemos en contra. Pero el gasto de 4,2 millones ni se ha iniciado ni se espera.