Mañueco gasta 300.000 euros más en doce plazas y calles de Salamanca

De no producirse ningún contratiempo, todas las obras estarán finalizadas antes de terminar este año.

297.329 euros. Ésa es la cantidad de dinero que el consistorio dirigido en minoría por Fernández Mañueco va a destinar a doce plazas y calles de la ciudad, por lo que comenzará esta semana o ya ha iniciado en los últimos días reformas en una decena de barrios de la ciudad (San José, Comuneros, Barrio Antiguo, Pizarrales, Prosperidad, San Esteban, Vidal, Garrido y El Tormes).

 

Entre las reformas que ya están en marcha se encuentra la construcción de una rampa entre las calles Maestro Valverde y Maestro Marqués, en el barrio de San José; en Gran Capitán con Jardineros, en Vidal, y en la Plaza Barcelona, con el Paseo de los Madroños, en Garrido Norte.  

 

El Ayuntamiento está ejecutando también una plataforma única en las vías Cañizal, Tahonas Viejas y Silencio, en el Barrio Antiguo, para salvar el desnivel entre acera y calzada y mejorar el tránsito peatonal-

 

Está también acondicionando una escalera y una barandilla en la calle Marineros, en Pizarrales, para mejorar la movilidad de los peatones en esta zona.

 

En los próximos días comenzará la construcción de un acceso peatonal entre las calles La Radio y Peñaranda, donde existe actualmente un gran desnivel de casi ocho metros. Para salvarlo, el proyecto contempla la realización de una escalera, con una longitud de 52 metros y medio, que ascenderá de la calle Peñaranda por la ladera existente hasta la calle La Radio. 

 

Esta actuación responde a una demanda de los vecinos porque tenían que dar un rodeo para acceder de una a la otra vía. Ante esta situación, los viandantes han creado un camino natural aprovechando una zona de terraplén existente en el inicio de la pasarela peatonal sobre el ferrocarril, lo que genera situación de peligro al tener que salvar una pequeña valla existente en la calle Peñaranda y tener que transitar por una zona en tierras y en pendiente.

 

Está previsto, además, la ampliación y renovación de las aceras en la calle Las Cañas, en Garrido Norte, que son actualmente muy estrechas. Por ello, el Ayuntamiento proyecta ampliar estas aceras para mejorar la accesibilidad y el espacio destinado a los peatones. Estas obras se aprovecharán, asimismo, para realizar la canalización del alumbrado público porque tiene cableado aéreo en la actualidad.

 

En las calles Villalar, en Prosperidad, se construirá una rampa peatonal, mientras que se adaptarán los escalones de Peñuelas de San Blas, en el Barrio Antiguo; se habilitará un acceso desde la glorieta Virgen de Loreto a la calle Diego Pisador, en el Tormes; y se realizará una plataforma única en la calle Escoto (San Esteban).

 

De no producirse ningún contratiempo, todas las obras estarán finalizadas antes de terminar este año.