Mañueco, entre la "radicalización" de Fernando Vegas, "los de Podemos" y el díscolo de Ciudadanos

El alcalde de Salamanca en minoría parece no tener muy claro qué formaciones políticas conforman el Ayuntamiento o... ¿lo hace como un claro desprecio? Igual que los 'cuchicheos' sobre el socialista Fernando Vegas... o el miembro díscolo de Ciudadanos.

Parece ser, al menos por lo que este Rumorista tiene la oportunidad de ver y oír, que el alcalde en minoría de Salamanca está demasiado preocupado por lo que hacen o dicen los demás, en lugar de mirarse al espejo y ver que tiene encima un lío en su partido en el ámbito regional por la sucesión de Herrera y, en el plano personal, por su presunta implicación en la 'operación Lezo', de la que aún no ha dicho 'esta boca es mía', pese a que hay muchos factores que le señalan.

 

Este martes 18 de julio, el PSOE fue muy duro con la gestión de Fernández Mañueco en este asunto y por el hecho de no dar explicaciones y exigir que el presidente de la Comisión de Investigación sobre este caso fuese su mano derecha en el consistorio. Sí, yo me investigo a mí mismo, pareció querer decir. Es más, el PSOE está dispuesto a liderar el cambio en caso de que hubiese una moción de censura, al tiempo que instó a Mañueco a abandonar su sillón si no explica por qué Ignacio González le ha implicado en 'la Lezo'.

 

Pues bien, al ser cuestionado por los medios de comunicación sobre este hecho, Fernández Mañueco dijo que no dependía de él y que parece ser que algún miembro de Podemos y Ciudadanos está en esa línea. ¿Podemos? Igual el alcalde en minoría debería tratar con respeto a los miembros de la oposición que han salido como resultado de algo que se llama democracia, igual que él. Y se llaman Ganemos...

 

Por último, y en un corrillo posterior con periodistas donde el alcalde se viene arriba, indicó que el socialista Fernando Vegas se está "radicalizando" porque quiere ser el hombre de Pedro Sánchez en Salamanca, al tiempo que pareció mosqueado con los "de Podemos" y algún miembro díscolo de Ciudadanos, que parece que ya no le ríe las gracias. ¿Quién será?