Mañueco eleva al 88,8% el cumplimiento de su programa con proyectos sin iniciar como La Alamedilla, el parking de Garrido o calle La Radio

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco

El alcalde incluye en el balance de sus tres primeros años proyectos cumplidos o en vía de cumplimiento, el rigor presupuestario al que obligó el Estado a todos los ayuntamientos y pone el acento en los servicios sociales. No descarta ni confirma Malotas y Comuneros.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha hecho esta mañana un balance casi triunfalista de sus tres primeros años de mandato, al situar en el 88,8% el nivel de cumplimiento de su programa. La elevada cifra incluye las medidas que "o se han cumplido o están en vías de cumplimiento", lo que le ha llevado a enumerar en su balance de los tres primeros años como alcalde proyectos que no están ni empezados, como la reforma del parque de La Alamedilla, el aparcamiento de calle La Radio, el nuevo parque del arroyo del Zurguén; otros 'ajenos' como la electrificación de la línea férrea Medina-Salamanca, un proyecto estatal; y algunos que apenas han empezado a tramitarse, como la reforma de la Ciudad Deportiva de La Aldehuela, el parking subterráneo de Garrido y los nuevos centros cívicos Luis Vives y Victoria Adrados.

 

A pesar de ello, el alcalde ha puesto de manifiesto lo que considera cumplido, como la preocupación por el mantenimiento de los servicios sociales y el empleo en los servicios municipales a través del pacto con las empresas concesionarias; la reducción de la deuda y el pago a proveedores, dos cuestiones impuestas que había que cumplir como el resto de ayuntamientos, pero que el de Salamanca ha alcanzado con éxito; las actuaciones para reforzar el atractivo turístico como la nueva fase de Ieronimus y las torres de la Clerecía y la difusión de Salamanca para el estudio del idioma español; y muy especialmente las medidas para la mejora del aparcamiento en superficie (2.000 nuevas plazas) y de la urbanización de 100 calles, 500 aceras, redes de agua, peatonalizaciones y ampliación del carril bici.

 

La relación, profusa, no incluye a estas alturas de legislatura la finalización de ninguna gran actuación que se pueda considerar un proyecto de ciudad o que estuviera en el primer lugar de las prioridades. Al ser preguntado, Fernández Mañueco ha citado en el debe la reforma de la estación de autobuses, que afrontaban Ayuntamiento y Junta y paralizada por la falta de implicación del sector privado.

 

Sin embargo, nada ha dicho de los proyectos citados más arriba y que están todavía en vías de ejecución, previstos para finales de legislatura los más avanzados y con un horizonte más incierto el resto. O de actuaciones como la piscina climatizada de San José, el desarrollo del plan del casco histórico, la mejora del Mercado Central (estacanda desde hace semanas)...

 

 

MALOTAS Y COMUNEROS

 

Ha habido que esperar al turno de preguntas para que recabar la opinión del alcalde sobre la situación de dos proyectos que estaban en su programa en lugares preferentes y que han sido  fuertemente contestados por la ciudadanía y los empresarios. Y que, hoy por hoy, están parados como el parking de Comuneros (inicialmente previsto bajo La Alamedilla) y el nuevo parque industrial de Las Malotas. De su respuesta a ambas cuestiones es difícil colegir si ha renunciado a ellos o si el Ayuntamiento seguirá adelante en este año que queda con su objetivo de llevarlos a cabo.

 

En referencia al parque industrial de Las Malotas, el alcalde ha asegurado que su compromiso era poner a disposición de las empresas que lo necesitaran terreno industrial en este sector, y que su intención es seguir trabajando en esta línea, siempre y cuando los empresarios reclamen más suelo industrial, algo que no ocurre. Fernández Mañueco, que ha dicho que informó del proyecto a Cámara, patronal y empresarios, no se ha referido a la fuerte oposición a este proyecto, que pretende invertir 3,5 millones en un polígono industrial privado promovido, entre otros, por el presidente de la empresa editora de La Gaceta. Ni a la elevada disponibilidad de parcelas y naves industriales en los polígonos de la ciudad por culpa de la crisis. Y tampoco ha precisado si se hará o no, solo que con la dotación económica se está promoviendo vivienda en la actualidad.

 

Algo parecido ha pasado con el caso del parking de Comuneros, el otro proyecto que ha suscitado una mayor oposición, en este caso, por parte de vecinos y comerciantes de la calle afectada. Al ser preguntado qué iba a pasar con la actuación, ha apuntado la inversión de un millón de euros en la reforma del parque de La Alamedilla, anejo a Comuneros, y a la apuesta por el aparcamiento en superficie en el solar de la calle La Radio. Dos actuaciones que, por sí solas, hacen parecer innecesario el parking subterráneo, aunque Fernández Mañueco no ha precisado si se hará o no.

Noticias relacionadas