Mañueco da la espalda a la plataforma de ciudadanos de vuelos a Barcelona

(Foto: Chema Díez)

El aeropuerto de Salamanca se quedará sin el único vuelo regular que ofrece actualmente el próximo 1 de octubre.

Matacán está a punto de quedarse sin el único vuelo regular que ofrece actualmente entre Salamanca y Barcelona. Al llegar a su fin el convenio firmado con la Junta de Castilla y León para la promoción de las conexiones que la compañía opera desde los cuatro aeropuertos de la Comunidad y tras el anuncio de que el Gobierno autonómico no destinará más fondos a apoyar estos enlaces aéreos, la aerolínea valenciana confirmó el pasado mes de mayo que dejaría de ofertar las cuatro frecuencias semanales a partir del 31 de septiembre -los lunes, miércoles, viernes y domingos- entre Salamanca y el aeropuerto del Prat. 

 

Rosa Casado Núñez, portavoz de la Plataforma de ciudadanos salmantinos que luchan porque no se quiten estos vuelos, se reunió el pasado mes de mayo para recoger hasta 600 firmas de manera que se mantuvieran los vuelos a Barcelona, "entonces fui a hablar con el alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, me atendieron y me dijeron que mantendría una reunión con nosotros, a día de hoy sigo esperando dicha reunión, suponemos que como iban a ser las elecciones se alargaron los vuelos y nos prometieron que nos harían caso, pero ya se acabaron las promesas".

 

Casado, explica que la oferta de la compañía está a punto de acabar, pero lo que realmente "necesitamos es poder seguir viniendo a nuestra ciudad de origen sin necesidad de desplazarnos a Valladolid o a Madrid". Por ello, el jueves pasado me fui de nuevo al Ayuntamiento y allí me atendieron los portavoces de Ganemos y Ciudadanos, fueron muy amables pero no sabemos si debatirán estas cuestiones".

 

Es por ello, que las protestas por parte de usuarios se hacen cada vez más asiduas ya que los motivos personales o  laborales "nos obligan a coger un vuelo desde Salamanca" por lo que "nos gustaría que se continuara como hasta ahora", dice Blázquez.

 

Desde el colectivo creen que es un billete "caro, entre los 150-160 euros", por lo que no consiguen entender porqué no le "sale rentable a Air Nostrum seguir ofertando vuelos desde Salamanca al aeropuesto de Barcelona y viceversa, es más, siempre van llenos".