Mañueco culpa a la oposición del frenazo de los cuatro pactos que él ofreció hace un año

Alfonso Fernández Mañueco

El alcalde ha jugado sucio y ha dicho que echa de menos al anterior portavoz socialista, Enrique Cabero, con el que dice que sí logró pactar pese a que entonces estaba en mayoría.

En su segunda intervención, el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, ha reprendido a los grupos de la oposición por hacer en este debate lo que se hace en todos los debates, contraponer al equipo de Gobierno una visión que no sea el triunfalismo. Para el alcalde, un debate no debe servir para criticar su labor.

 

El alcalde ha criticado a los grupos de la oposición que no hayan hecho aportaciones a los pactos que ofreció hace más de un año sin contar con nadie y que no han avanzado ni un paso en todo este tiempo. A pesar de que el equipo de Gobierno no ha movido un dedo para iniciar los trabajos de estos pactos, Fernández Mañueco. "En los próximos días presentaremos un plan de seguridad vial, nos gustaría contar con ustedes pero no les vamos a esperar", ha dicho.

 

Fernández ha asegurado que echa de menos al anterior portavoz del PSOE, Enrique Cabero, que ansiaba firmar pactos como el del patrimonio, y al que el equipo de Gobierno ninguneó en toda la legislatura. Y ha insistido en pactos como el de la vivienda, el pacto por el empleo o el del ocio nocturno del que nada más se ha sabido. El concejal de C's Fernando Castaño le ha afeado después esta afirmación al alcalde porque considera que el profesor universitario es un señor y ha dejado el pabellón muy alto con un portavoz, Mateos, a la altura y capaz de hacer grandes aportaciones al Ayuntamiento. También ha afeado a Mateos su comparación con el anterior alcalde, Julián Lanzarote, que ha visto fuera de lugar.

 

"Somos un valor seguro, sí señores, transmitimos seguridad a Salamanca" para el futuro. "Yo no concibo la política de una manera distinta que no sea a través de las personas de Salamanca", ha asegurado para decir que así ha sido siempre en sus diferentes cargos.

 

Para hablar del empleo, ha dicho que hay 2.186 parados menos y 4.266 personas más afiliados desde mayo de 2015, "y eso son datos reales", a lo que ha añadido los 2.800 ocupados más. Obvia la migración de 8.000 personas y el empleo precario e inestable que caracteriza el mercado laboral de Salamanca.

 

"Decir que yo no me preocupo de la ciudad de Salamanca, de llamar a otras administraciones... estoy en las antípodas de los populismo y de las ocurrencias de algunos que están aquí y que llevarían al colapso de Salamanca. Yo he llamado a todas las puertas", y dice que los resultados son la cesión del Banco de España por parte del Gobierno central para el centro del español; el tren rápido a Madrid, que sigue; la reforma integral de la estación de autobuses que "lo verán esta legislatura"; y las obras del Hospital van a buen ritmo; "como también serán una realidad" el centro de mayores de Puente Ladrillo y el centro de salud del Zurguén.