Mañueco cuela 'de tapadillo' a 'su' patronal en el Consejo de Ciudad

El presidente de Confaes y Mañueco, en el único encuentro oficial que han tenido.

El alcalde decide hacer sitio, eso sí, en calidad de invitado a un representante de la patronal paralela después de haber mantenido expulsado hace meses a Confaes.

El alcalde de Salamanca ha colado 'de tapadillo' a la organización Confederación Empresarios de Salamanca en el Consejo de Ciudad, aprovechando la posibilidad de invitar discrecionalmente, mientras durante meses ha intentado mantener fuera a la auténtica patronal, Confaes, reconocida como la más representativa y a la que le corresponde un sitio en este órgano municipal. Este miércoles se ha celebrado una nueva reunión de este órgano en la que la sorpresa aguardaba al final del evento, cuando el Ayuntamiento ha informado del contenido de la cita en una nota de prensa que, en el último párrafo, ha enumerado a los integrantes. Y en la última línea del último párrafo ha dado a conocer la presencia de un representante de esta pretendida confederación.

 

Por cierto, en la nota de prensa del Ayuntamiento, ninguna referencia a Confaes que sí estuvo y que va a participar en algunos de los trabajos internos, no así 'la otra'.. "El Consejo de Ciudad, que preside el alcalde con la concejala de Participación Social, Carmen Sánchez Bellota, como vicepresidenta, está formado por representantes de los cuatro grupos políticos municipales, de la Universidad de Salamanca, de la Universidad Pontificia, de los sindicatos, de los colegios profesionales, de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Salamanca, de la Unión de Asociaciones de Mayores, de las Asociaciones de Vecinos, de las Asociaciones de Autoayuda y de la Comisión Gestora de la Cámara de Comercio. Asimismo, en calidad de invitado, se ha contado con un representante de la Confederación Empresarios de Salamanca", dice la nota sobre la composición del Consejo de Ciudad.

 

El asistente de CES lo ha hecho en calidad de invitado ya que, por reglamento, no debería estar. Hace meses que el Ayuntamiento se encontró con el escollo principal para cumplir con los deseos del alcalde de tener a CES en todos los foros posibles. Y es que, según el reglamento, sólo le corresponde estar a la asociación de empresarios más representativa.

 

Esta es, a día de hoy, Confaes según los datos facilitados por la Junta de Castilla y León para el reparto de vocales en la Cámara, que reconocía más empresas y asociaciones a Confaes. De hecho, el pasado abril la última reunión del consejo se tuvo que celebrar sin representación empresarial mientras los servicios jurídicos del Ayuntamiento trabajaban para aclarar si la patronal paralela tenía o no un sitio en el consejo. Mientras tanto, el Ayuntamiento se encargó de echar a Confaes, a la que primero invitó, para luego dejarla fuera, y finalmente y a regañadientes tener que darle el sitio que siempre debió ocupar en este órgano.

 

A día de hoy, la discusión no tiene sentido: está certificado que Confaes es más representativa y le corresponde ocupar el sitio destinado a los representantes del sector empresarial en el Consejo de Ciudad. Lo que no se entiende, salvo a fuerza de pensar en acuerdos opacos y oscuros intereses, es la presencia de la 'otra' patronal, que se ha colado por la puerta aprovechando una invitación de quien preside el consejo, el alcalde Fernández Mañueco.